Lo Bueno, lo Malo y los Usos Principales de la Cannabis, mejor conocida como Marihuana

Cannabis sativa o mejor conocida en español como mariguana o marihuana, ambas correctas al parecer, pero con muchos otros nombres, comunes o no tanto, como: hierba, bangue de la India, bareta, cáñamo, mota, juanita,​ mora, nena, soñadora, Rosa María, Juana, morisqueta, shora, Maripepa, tirsa, pajuela, porro y a lo mejor muchos otros mas.

Hola a todos los WAMMSTERS que nos leen y bienvenidos a otra historia, anécdota, cuento, lectura, como lo quieran ver, que te presenta el mundo de WAMMS.

En esta entrada del blog, les voy a hablar de aquella hierba, ilegal en varios países, de uso medicinal legal en unos si y otros no, pero que al final, sea como sea, la gente la consume y es de consumo continuo.

Imagen de la planta cannabis tomada de la Web.

ORIGEN

De acuerdo a la real academia española:

Tb. mariguana.
1. f. cáñamo índico.
2. f. Producto elaborado a partir del cáñamo índico, que, al ser fumado, produce efectos eufóricos o narcóticos.
Lo raro es que no dice nada de su etimología… ¿por qué será?

SU ETIMOLOGÍA UN ENIGMA EN CIERTA MANERA

Una posible versión de esta palabra, con el popular nombre de marijuana se relacionaría con el hecho de que las curanderas y yerberas se llamaban siempre Marías o Juanas y utilizaban la planta del cannabis (como aún se sigue haciendo) con fines medicinales.

Pero otra versión ubica al posible origen procediendo del náhuatl: “malli” que quiere decir hierba que se enrosca o hierba para tejer y “huana” que se asocia a “thauhani” y significa “borracho” y “alterado en cuerpo y mente”.

La lengua náhuatl provenía de la familia uto-azteca hablada por los pobladores de los actuales estados de Nevada, Colorado y Utah en Estados Unidos. Luego se fue extendiendo a las regiones montañosas y escarpadas del oeste y norte de Jalisco (México) y entre los siglos III y VII d.C. ocuparon una importante área de Mesoamérica, en ese momento en pleno auge urbano y ceremonial.

En su plenitud, el náhuatl fue la lengua franca de la comunicación por excelencia entre los pueblos sojuzgados, administrados y tributarios de México, Tenochtitlán; por lo que numerosos grupos abandonaron sus lenguas maternas para adoptar el náhuatl.

El nombre original de la marihuana es cáñamo y viene de cannabum, forma vulgar del nombre clásico que es cannabis, que viene del griego y a su vez del tracio.
El cultivo del cáñamo es muy anterior a la colonización de América, se remonta hacia el año 4000 a.C. en la Mesopotamia (hoy Irak, Irán y Kuwait). En esas épocas se afirmaba que el cáñamo en exceso hacía ver monstruos, pero si era usado por un tiempo prolongado podía lograr que quien lo consumiera se pudiera comunicar con los espíritus. En la antigua India se le dotaba al cannabis de propiedades como proporcionar a quien la consumía poder espiritual y cercanía con la verdad, además de que servía para rendir culto al dios Shiva.

Es Cristóbal Colón, quien nos trae los primeros productos derivados de esta planta: 20 toneladas entre velas, redes, cuerdas, etc. Más tarde, Hernán Cortés, conquistador de los aztecas, pide que traigan cáñamo a la Nueva España. Y en 1530 Pedro Cuadrado de Alcalá trae las primeras semillas de cáñamo a la ciudad de México y la Segunda Real Audiencia autoriza la siembra del cáñamo para fines de la industria textil.

Las culturas prehispánicas, que conocían desde tiempos ancestrales muchas plantas, así como sus usos y propiedades tanto curativas, alucinógenas y adivinatorias, seguramente adoptaron al cannabis como una más de sus plantas sagradas y fue en ese entonces cuando adoptó el nombre de marihuana.

Su uso se fue extendiendo con el correr del tiempo y ya en 1902, José Guadalupe Posadas crea el primer personaje de historieta en México, Don Chepito Marihuano, un viejo de condición humilde que siempre se metía en problemas (aunque la cultura oficial mitifica a Posada sólo por su Catrina garbancera: una calavera que quiere pasar por rica cuando es una pobre sirvienta de españoles.)

Durante la Revolución mexicana es tolerada y extendida la costumbre de fumar marihuana y no es casualidad que uno de los corridos más conocidos de ésa época fuese “La cucaracha”.

Derrotada la revolución fue prohibida definitivamente para dar curso al negocio ilegal que hoy se maneja en casi todo el mundo; los aparatos estatales que hipócritamente la prohíben su venta para luego venderla por un canal paralelo.

La planta que los náhuatl supieron utilizar por sus propiedades curativas, hoy es necesaria para tantos pacientes con distintas enfermedades graves y si no despenalizamos el auto cultivo pasaremos del negocio ilegal al negocio legal de los laboratorios de siempre.


CARACTERÍSTICAS

La planta de cannabis se utilizó por miles de años en distintas culturas alrededor del mundo para distintos fines, entre ellos, la medicina. La planta posee distintos principios activos, denominados Cannabinoides. Estos Cannabinoides, en un número de más de 60, tienen distintas funciones, algunas descubiertas, y en su mayoría sin tener en claro aún cual es propósito. Estos Cannabinoides, por estar dentro de la planta se denominan Fitocannabinoides.

El cuerpo humano posee, en la superficie de muchos tipos de células de nuestro organismo, sitios específicos donde se acoplan estos principios activos de la planta, los fitocannabinoides. Los más comunes, y de cuales se tiene mayor información son el THC, el CBD, CBG, CBN y algunos más. Los receptores de estos cannabinoides son denominados CB1 y CB2, encontrándose distribuidos por todo el cuerpo. El cuerpo humano también produce moléculas similares a las de la planta de cannabis, llamados endocannabinoides (endo=adentro). 

Los cannabinoides tienen muchas propiedades medicinales, y esto permite que algunas dolencias y patologías puedan ser tratadas con cannabis, tales como cáncer, epilepsia, glaucoma, esclerosis múltiple, fibromialgia, dolor crónico, etc.

DESCRIPCIÓN

La cannabis es una planta anual, es decir, un vegetal que germina, crece, florece y muere en el curso de un año. Normalmente se germina la semilla en primavera y crece durante el verano. Termina de florecer en otoño produciendo flores

Las plantas macho, generan sus flores, desde donde liberan el polen, para que las plantas hembra que han generado sus cálices puedan recibirlo, y así quedar fecundadas, produciendo las semillas. Estas semillas maduraran dentro de los cálices de la hembra, para luego caer al suelo y germinar en la primavera siguiente.

La cannabis también se puede reproducir asexualmente. Esto significa que de un solo ser vivo ya desarrollado, se desprende un trozo del cuerpo, los cuales son capaces de formar un individuo completo, genéticamente idéntico al primero sin la necesidad de dos progenitores y sin la intervención de gametos sexuales. Este proceso es utilizado para reproducir la misma planta que hemos visto crecer y desarrollarse con las características que queremos mantener.

Este proceso de reproducción se denomina esquejado, o clonado, es sencillo y nos asegura mantener la misma genética utilizada anteriormente.

Desde el punto de vista científico, todo el cannabis es Cannabis sativa. Existen diferentes variedades con distintos patrones de crecimiento, efectos y composición de cannabinoides. Las variedades originales con diferentes características fueron, a lo largo de la historia, utilizadas, combinadas y mejoradas para diferentes usos. Hoy es difícil encontrar variedades puras, sino predominancia de alguna de estas, en general, se consiguen híbridos, que buscan mezclar las mejores características de uno y otro tipo.

GRUPOS PRINCIPALES DE CANNABIS

ÍNDICA

Desarrolla una gran cantidad de ramas, una estructura sólida y compacta y no suelen pasar el metro y medio de altura. Las plantas de esta variedad tienen hojas de foliolos anchos, de un verde intenso y un sistema de raíces que coloniza rápidamente la maceta. El periodo de floración es corto, produciendo grandes racimos florales, denominados cogollos, cubiertos de resina, muy compactos y de buen tamaño. El crecimiento y floración en este tipo de plantas es más previsible, lo que ayuda al cultivador a planear su cosecha.

SATIVA

Son plantas con un mayor periodo de crecimiento, incluso durante la floración, muy altas. Las hojas tienen foliolos más angostos que los de las índicas y un verde menos intenso. En las zonas cercanas al ecuador, de las que son originarias, hay mucha luz y poca variación de horas de exposición entre el invierno y el verano, por lo que la planta tiene la posibilidad de crecer constantemente y desarrollar una floración más larga. Las sativas son naturalmente más aptas para el cultivo en exterior y climas cálidos, aunque se pueden obtener buenos resultados en interior si se les dedica atención.

RUDELARIS

Plantas en las que su floración no se rige por el fotoperiodo, es decir no dependen de la cantidad de horas de luz que reciban para florar. Se llaman auto florecientes. En las plantas índicas y sativas, la cantidad de horas de luz que reciben son las que determinan el comienzo y desarrollo de la floración. Esta reacción al tiempo de exposición de luz no se da en la Rudelaris, que comienza la floración independientemente del fotoperiodo, apenas alcanza la madurez necesaria. La Rudelaris tiene bajas concentraciones de THC y CBD. 

La planta de cannabis como cualquier planta necesita de ciertos factores para desarrollarse. Necesita un medio para crecer (en general tierra), luz, agua, aire y nutrientes.


CULTIVO

Los cultivos se pueden dividir en interior, exterior y mixtos (invernaderos).

Los cultivos de interior, se desarrollan en lugares cerrados, en ambientes controlados, donde se eligen los parámetros de aire, luz, suelo y temperatura. Por lo general se realizan en lugares con características climatológicas difíciles, con mucha humedad, vientos, etc. Al poder elegir las condiciones de cultivo, se tiene mayor seguridad de la calidad y cantidad del producto final, los cultivos de exterior son los elegidos para tener plantas de mayor tamaño, sobre todo por aquellos que hacen uso recreativo, y los mixtos tienen la ventaja de la utilización del sol, reduciendo el costo de electricidad y emisiones de CO2 generadas por los equipos de iluminación.

INTERIOR

Están divididos en salas de crecimiento, mantenimiento de madres, esquejado y sala de flora.

Crecimiento, madres y esquejado: Se realiza en un cuarto donde se les asigna un periodo de luz de 18 horas, y uno de oscuridad de 6 horas. Allí, sea que comiencen desde semillas, o siendo esquejes, van a crecer el tamaño que se considere adecuado, bajo focos que mitan un espectro de luz fría, como pueden ser los mercurios halogenados o bajo consumo. En esta misma sala están las denominadas plantas madre, de quienes ya conocemos su genética y sacaremos los esquejes, para así trabajar siempre con el mismo material genético, contando con un producto final que mantenga siempre las mismas características.

FLORACIÓN

En este cuarto tanto el periodo de luz como el de oscuridad serán de 12 horas. Allí las plantas concentran toda su energía en producir los racimos florales, donde encontraremos la mayor concentración de cannabinoides, para luego ser utilizados en la elaboración de los aceites y tinturas.

Cultivos de exterior: En este tipo de cultivos es poco lo que se controla, quedando a merced de los factores climatológicos. La ventaja que tienen estos cultivos es el menor costo de producción y la exposición solar. Aun con esta ventaja, no es recomendable para trabajar con fines medicinales, ya que no permite realizar un cultivo estandarizado, teniendo en cuenta factores variables como temperatura, distintas exposiciones solares, viento, lluvia, mayor incidencia de patógenos y hasta robos.

SU ESTADO LEGAL O NO EN EL MUNDO

Imagen tomada de la Web, a lo mejor falta actualizar la imagen, que nos muestra el estado legal o no de la cannabis en el mundo.

Como podemos observar en el mapa, la legalidad e ilegalidad de la marihuana esta muy variada en el mundo, por una parte tenemos Europa donde en casi todo el continente es legal de cierta manera solo con la excepción de Noruega y España, en Asía y Oceanía esta mucho mas restringido su uso, en África no se tienen muchos datos pero lo poco se sabe es que esta restringida y en el continente Americano hay como “apertura” a esta aunque manteniéndose ilegal en varios países, básicamente solo Alaska, Canadá, Chile, Argentina y Colombia tienen permitido el consumo de esta de manera legal.

Por lo que si se quieren echar su porro asegúrense bien de donde lo pueden hacer aunque es una realidad que en países donde no esta permitida es realmente fácil su consumo, o eso parece, e identificar quien la fuma es bastante sencillo, ya que su olor es muy fuerte y evidente y la verdad es que pasean en la calle muy tranquilos y despreocupados.


LA CANNABIS EN LA SALUD Y SUS EFECTOS, TANTO POSITIVOS COMO NEGATIVOS

EFECTOS NEGATIVOS

ADICCIÓN

Algunas personas piensan que la marihuana no es realmente “adictiva” o que no se puede quedar “enganchado” con la droga, pero las investigaciones muestran que cerca de 1 de cada 10 consumidores de marihuana se convertirá en adicto. Para las personas que empiezan a consumir antes de los 18 años de edad, esa cifra se eleva a 1 de cada 6.

Algunos de los signos de que una persona puede ser adicta incluyen:

  • No tener éxito para dejar de consumir marihuana.
  • Dejar de hacer actividades importantes con amigos y familiares para, en su lugar, consumir marihuana.
  • Consumir marihuana incluso cuando se sabe que causa problemas para realizar las tareas de la casa, el lugar de estudio o el trabajo.

Las personas que son adictas a la marihuana también pueden tener un riesgo mayor de otras consecuencias negativas de consumir la droga, como problemas de atención, memoria y aprendizaje.

También es importante saber que la cantidad de tetrahidrocanabinol (THC) en la marihuana (es decir, la potencia de la marihuana) ha aumentado en las décadas más recientes. Cuanto más alto es el contenido de THC, más fuertes son los efectos en el cerebro. Además, nuevos métodos populares de consumir marihuana (por ejemplo, en concentrados —dabbing— o comestibles) pueden suministrar niveles muy altos de THC al consumidor.

Los investigadores aún no conocen en su totalidad las consecuencias de la exposición del cuerpo y el cerebro (especialmente el cerebro en desarrollo) a altas concentraciones de THC o de cómo los recientes aumentos en la potencia afectan el riesgo de que alguien se haga adicto.

SALUD DEL CEREBRO

El consumo de marihuana afecta al cerebro directamente, específicamente a las partes responsables de la memoria, el aprendizaje, la atención, la toma de decisiones, la coordinación, las emociones y el tiempo de reacción.

EFECTOS A CORTO PLAZO

Los consumidores asiduos de marihuana pueden tener problemas a corto plazo de atención, memoria y aprendizaje, que pueden afectar las relaciones y el estado de ánimo.

EFECTOS A LARGO PLAZO

La marihuana también afecta el desarrollo del cerebro. Cuando las personas comienzan a consumir marihuana en la adolescencia, la droga puede disminuir la atención, la memoria y funciones del aprendizaje, así como afectar cómo el cerebro construye conexiones entre las áreas que son necesarias para estas funciones.

Los efectos de la marihuana en estas aptitudes pueden durar mucho tiempo o incluso ser permanentes. Esto significa que a alguien que consume marihuana tal vez no le vaya tan bien en sus estudios y puede tener problemas para recordar cosas.

El efecto depende de muchos factores y es diferente para cada persona. También depende de la cantidad de tetrahidrocanabinol (THC) en la marihuana (es decir, la potencia de la marihuana), la frecuencia del consumo, la edad a la que se consume por primera vez, y si otras sustancias (por ejemplo, tabaco y alcohol) son consumidas al mismo tiempo.

DESARROLLO EN EL CEREBRO

El cerebro en desarrollo, como el de los bebés y los niños, es especialmente susceptible a los efectos adversos de la marihuana. Si bien los científicos aún están aprendiendo sobre estos efectos de la marihuana en el cerebro en desarrollo, los estudios muestran que el consumo de marihuana por parte de madres durante el embarazo puede estar vinculado a dificultades con la atención, la memoria, aptitudes para la resolución de problemas, y problemas del comportamiento en sus niños.

CÁNCER

Hay evidencia contradictoria sobre si la marihuana puede causar cáncer, en parte porque la mayoría de las personas que consumen marihuana también consumen tabaco, una sustancia que sí causa cáncer. Los investigadores han hallado una asociación entre los fumadores actuales, frecuentes o crónicos de marihuana y el cáncer testicular (de tipo no seminoma). Es necesario investigar más para comprender el impacto total del consumo de marihuana con respecto al cáncer.

CORAZÓN

Los compuestos de la marihuana pueden afectar el sistema circulatorio y pueden aumentar el riesgo de tener ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares.

Los estudios han mostrado que fumar marihuana puede resultar en:

  • Ritmo cardiaco y presión arterial altos.
  • Un aumento en los reportes de dolor de pecho al hacer ejercicio entre las personas que ya tienen dolor de pecho.

Investigaciones previas han hallado un aumento significativo en el riesgo de tener un ataque al corazón en las horas posteriores al consumo de marihuana. Es necesario investigar más para confirmar el riesgo total. Fumar marihuana puede dañar los tejidos pulmonares y causar cicatrices y daño en los vasos sanguíneos pequeños. También podría llevar a un aumento en el riesgo de tener accidentes cerebrovasculares, miniderrames y enfermedades cardiacas. Es necesario investigar más para comprender el impacto total del consumo de marihuana en el sistema circulatorio, con el fin de determinar si el consumo de marihuana lleva a un riesgo mayor de muerte por estas causas.

PULMONES

El humo es dañino para la salud pulmonar. Cuando se quema marihuana, se liberan toxinas y carcinógenos. Cuando estas toxinas y carcinógenos se fuman, entran en los pulmones (se inhalan), lo que aumenta los riesgos para la salud. El humo de la marihuana contiene muchos de los mismos irritantes, toxinas y carcinógenos del humo del tabaco. Fumar marihuana puede llevar a un mayor riesgo de bronquitis, tos y producción de flema. Estos síntomas generalmente mejoran cuando se deja de fumar marihuana.

HUMO DE SEGUNDA MANO

El humo de marihuana de segunda mano contiene tetrahidrocanabinol (THC) —la sustancia química responsable de la mayor parte de los efectos sicológicos de la marihuana— y muchos de los mismos compuestos tóxicos del tabaco que se fuma. Por lo tanto, inhalarlo puede afectar la salud y el comportamiento de los no fumadores, incluidos los bebés y los niños que están expuestos.

ESTADO MENTAL

Todavía hay mucho que aprender sobre si el consumo de marihuana puede llevar a problemas de salud mental o si tener una enfermedad mental hace más probable que las personas consuman marihuana. Y al igual que con otras drogas, los factores como la edad de los consumidores, qué tan temprano comienzan, la cantidad de drogas que consumieron, y sus genes, podrían influir en si se presentan o no problemas a largo plazo. Pero las investigaciones actuales muestran:

  • Es significativamente más probable que los consumidores de marihuana —comparado con los no consumidores— presenten trastornos mentales crónicos, incluida la esquizofrenia. La esquizofrenia es un tipo de enfermedad mental por la cual las personas pueden ver o escuchar cosas que realmente no están ocurriendo (alucinaciones).
  • Algunos consumidores de marihuana tienen un riesgo mayor de sicosis (pérdida de contacto con la realidad), un trastorno mental grave en el cual las personas tienen creencias falsas (delirios).
  • El consumo de marihuana también ha sido vinculado a la depresión y a la ansiedad, así como a pensamientos suicidas entre los adolescentes. Sin embargo, se desconoce si se trata de una relación causal o simplemente una asociación.
  • El consumo de marihuana puede desencadenar sicosis en las personas con esquizofrenia.

INTOXICACIÓN

Comer alimentos o tomar bebidas que contienen marihuana tienen algunos riesgos diferentes que fumar marihuana, incluido un mayor riesgo de intoxicación. Estos “comestibles” son productos como galletitas, gaseosas, bizcochos de chocolate (brownies) y caramelos que han sido hechos con THC, el ingrediente activo de la marihuana.

Al contrario de la marihuana que se fuma, los comestibles pueden:

  • Tomar entre 30 minutos y 2 horas para hacer efecto.
  • Tener efectos que duran más de lo esperado, según la cantidad, lo último que se comió, y los medicamentos o el alcohol que se consumieron al mismo tiempo.

La cantidad de THC, el principal ingrediente sicoactivo en la marihuana, puede variar en los productos comestibles de marihuana. Esto hace más difícil controlar cuánto THC se consume. Por ejemplo, en los estados donde el consumo recreativo de la marihuana es legal, una galletita o brownie puede contener múltiples “raciones” en el producto o paquete. Eso significa que una sola galletita o brownie de marihuana, o cualquier otro comestible de marihuana, puede contener tanto como 100 mg de THC. Por eso, si alguien comiese una galletita o brownie entera, cada una considerada una “ración”, sería como darle muchas fumadas a un cigarrillo de marihuana al mismo tiempo. La cantidad de THC en los comestibles caseros de marihuana puede variar todavía más. Muchos consumidores pueden ser tomados de sorpresa por la potencia mayor y los efectos duraderos de los comestibles.

Los efectos del THC también toman más tiempo para sentirse cuando se lo come en lugar de fumarlo. Por eso algunas personas comen demasiado, lo que puede llevar a una intoxicación o lesión grave.

También es importante recordar que la marihuana afecta a los niños de manera diferente que a los adultos. Desde que la marihuana se legalizó en algunos estados, algunos niños han comido accidentalmente productos de marihuana que parecían caramelos y golosinas, lo que los enfermó tanto como para necesitar atención de emergencia.


EFECTOS POSITIVOS

BENEFICIOS

¿Has oído hablar del subidón del corredor? Es el estado de euforia que se produce al hacer ejercicio. Las famosas endorfinas que se segregan con el deporte producen una mayor resistencia al dolor y una sensación de relajación, pero la euforia y el bienestar vienen en realidad de otra droga cerebral: la anandamida, un endocanabinoide. Para entendernos, marihuana que fabrica tu propio cerebro.

Como muchas otras drogas, la marihuana contiene sustancias que se parecen a nuestros neurotransmisores naturales. En este caso se trata del tetrahidrocannabinol o THC, que tiene el mismo efecto en nuestro cerebro que la anandamida: a corto plazo, sensación de bienestar y amplificación de las sensaciones placenteras, elevación del umbral de dolor, y también cierta interferencia con la formación de recuerdos y con las funciones motoras. Pero además la marihuana contiene otra sustancia llamada canabidiol o CBD, que cuando llega al cerebro hace aumentar los niveles de otro neurotransmisor endógeno llamado 2-AG, que se ocupa de la regulación del apetito (de ahí el hambre que dan los porros), y mucho más importante, el sistema inmunitario y la regulación del dolor. El THC es psicotrópico, y es la parte del cannabis que te proporciona los efectos “recreativos”. El CBD no produce estos efectos, pero sí afecta a las funciones del cerebro y a la salud en general, en muchos casos de forma beneficiosa.

Así que nos encontramos con una planta que contiene principios activos que encienden y apagan interruptores químicos en el cerebro imitando a nuestros propios neurotransmisores. La mala noticia es que esta planta es ilegal. La buena noticia es que cada vez está más cerca el momento en el que su uso se normalice para el tratamiento de muchas enfermedades.La maldita planta cura el cáncer En España el cannabis está descriminalizado y, socialmente, bastante aceptado, aunque actividades como el tráfico o el cultivo con la intención de vender son perseguidas. En Estados Unidos, 29 de los estados han legalizado la marihuana para usos médicos. Por desgracia, al ser una sustancia ilegalizada durante muchos años, los estudios sobre el cannabis en la salud escasean.

ALIVIA LA ANSIEDAD

El uso de la marihuana con moderación induce sensaciones de relajación, pero a partir de determinada dosis, en lugar de rebajar la ansiedad, la produce. Es la triste experiencia de quien se haya comido ese pastelito de cannabis y se ha sentido estupendamente al principio, pero a medida que continuaba la digestión y aumentaban los niveles de THC en sangre, se encontraron viviendo una pesadilla de nervios y retortijones (el autor de este artículo lo sabe porque se lo ha contado un amigo). La dosis perfecta para tener efectos relajantes depende de las personas y de su tolerancia a la droga, y varía entre los 7,5 y los 12,5 miligramos de THC.

TRATAMIENTO DOLOR CRÓNICO

Tras revisar multitud de estudios, el informe de la National Academy of Science en EEUU llegó a la conclusión de que el tratamiento del dolor crónico era el uso principal del cannabis, y el motivo por el que muchas personas lo consumían por indicación médica. Estos efectos dependen tanto del THC como del CBD. También es efectiva contra los espasmos musculares, por ejemplo del diafragma, que no responden a otros medicamentos.

TRATAMIENTO GLAUCOMA

El glaucoma es una enfermedad en la que aumenta la presión en el interior del ojo, dañando al nervio óptico y con riesgo de pérdida de visión. Ya desde los años 70 existen estudios que prueban que el uso de marihuana alivia la presión intraocular durante varias horas, y se puede emplear para el tratamiento a corto plazo del glaucoma. El tratamiento tiene los efectos secundarios del uso de la marihuana, y no es mejor ni peor que otros medicamentos en el mercado, así que se está desarrollando un tratamiento más duradero y menos invasivo a partir de la planta.

NO AFECTA LOS PULMONES EN MEDIDAS MODERADAS

Es de sobra conocido que fumar tabaco siempre reduce la capacidad pulmonar, pero parece que la marihuana no lo hace, a no ser que se mezcle con tabaco, claro. En un estudio de la universidad de Los Ángeles se comprobó que a niveles bajos de consumo, la marihuana parecía aumentar la capacidad pulmonar. Por supuesto, al fumar cantidades similares, disminuía. 

TRATAMIENTO EPILEPSIA

El canabidiol o CBD, el componente no psicotrópico de la marihuana, puede ayudar a controlar los ataques epilépticos en niños y adolescentes, según un estudio publicado por The Lancet. Esto también coincide con observaciones de pacientes que utilizaban cannabis por su cuenta para mejorar los síntomas, y con menos efectos secundarios.

FRENA EL CÁNCER Y ALIVIA EFECTOS QUIMIOTERAPIA

El mismo componente CBD puede frenar el desarrollo del cáncer de mama según el estudio de la universidad de San Francisco. Otros estudios con ratones han comprobado que el THC también frena el crecimiento de los tumores, y otro más reciente, combinando CBD y THC, comprobó que sumándolo a la radiaoterapia se conseguía un tratamiento más efectivo parar el desarrollo del glioma, el tumor cerebral más común. Sin embargo, estos resultados aún no han sido replicados en humanos.

Los pacientes de cáncer tratados con quimioterapia sufren nauseas, vómitos y pérdida de apetito. Varios estudios han comprobado que el fumar marihuana o usar fármacos basados en THC pueden aliviar estos síntomas.

TRATAMIENTO ALZHEIMER, PARKINSON Y ESCLEROSIS MULTIPLE

El cannabis, y más concretamente fumar marihuana, tiene efectos beneficiosos sobre enfermedades neurodegenerativas. El THC frena el desarrollo de las placas amiloides que se forman en el cerebro de los pacientes que sufren de Alzheimer, y por tanto frenar la enfermedad. La mezcla de CBD y THC también puede ayudar a conservar la memoria y el dronabinol, otro canabinoide, puede aminorar los trastornos del comportamiento de los enfermos de Alzheimer. Los pacientes de esclerosis múltiple que fumaron marihuana también vieron cómo se reducían sus espasmos musculares y el dolor, y en el caso del Parkinson, también sirvió para reducir los temblores y el dolor en un estudio de la universidad de Tel Aviv.

TRATAMIENTO ESTRÉS POSTRAUMATICO Y ESQUIZOFRENIA

En EEUU el síndrome de estrés postraumático es el motivo más usado para recetar marihuana a los pacientes. El estudio con veteranos indica que reduce los sentimientos de miedo y ansiedad. La marihuana también reduce las pesadillas en estos pacientes ya que perturba los ciclos de sueño donde se producen. Otros estudios indican que el CBD alivia los ataques de los pacientes diagnosticados con esquizofrenia.

RIESGOS

Como cualquier sustancia, incluyendo el agua y la sal común, el cannabis tiene riesgos, pero puede que no sean los que piensas. Al parecer la marihuana afecta negativamente a la concentración y a la memoria, pero los estudios han encontrado que estos efectos no son permanentes y desaparecen cuando se deja de tomar. Sin embargo, los efectos pueden llegar a ser duraderos si se comienza a consumir marihuana en la adolescencia. En un estudio se vio que las capacidades cognitivas de los sujetos que habían empezado a fumar más jóvenes se habían visto afectadas, pero no así para quienes empezaron a fumar como adultos. Esto no es necesariamente a causa de la droga, sino de los factores ambientales asociados.

La marihuana tampoco parece ser particularmente adictiva. Para empezar, la adicción es un problema psicológico que no depende necesariamente de la sustancia, sino de la carencia emocional que la sustancia está supliendo.  Según las estadísticas, el 9% de las personas que fuman marihuana se vuelven adictas, comparadas con el 32% de quienes fuman tabaco o el 20% de los que esnifan cocaína. Sin embargo, el porcentaje de adicción se duplica para quienes empiezan a fumar en la adolescencia. Es en esta edad donde se producen los mayores riesgos de deficiencias cognitivas y menor rendimiento académico, de ahí la importancia de regular su uso. 

Por último está el método de administración. Fumar plantas envueltas en papel es la forma más nociva y poco efectiva de administrar cualquier sustancia. Si necesitas nicotina, meterte 52 cancerígenos conocidos en los pulmones resultantes del humo y los aditivos es un pasaporte para ponerse muy enfermo. Lo mismo ocurre con el cannabis, especialmente si se mezcla con tabaco. La vaporización o incluso comer marihuana son formas mucho más saludables, todo esto mientras llegan fármacos regulados que proporcionen los principios activos de forma dosificada y segura.

Diseño y cojín decorativo elaborado por WAMMS representando a un amigo feliz con su hierba feliz.

Y tu, ¿que piensas del consumo de la marihuana? ¿Estas a favor o en contra? Danos tu opinión y déjanos saber esta.

Y como siempre digo, si llegaste hasta acá, te agradezco mucho por leerme, suscribete a mi blog para que conozcas mas historias de todos los temas, visita nuestra tienda con productos originales que buscan contarnos una historia y decora de una manera alternativa y diferente tu lugar de preferencia. Muchas gracias y hasta la próxima entrada.

Published by wammsmex

“WAMMS Decoracion Alternativa para el hogar con un tema claro, la diversidad de pensamiento, lo que nos da esa individualidad única a cada uno de nosotros, buscando representarla a través de diseños originales relacionados con todo lo mistico que nos rodea y ha rodeado a través de la historia de la humanidad.”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: