Los Cráneos de Cristal ¿hechos por nuestros ancestros o de ellos?, ¿son de otro planeta?, ¿reales o no?, ¿la realidad detrás de estos?

Muchos los hemos visto a la venta en diferentes puntos o lugares, en películas de ciencia ficción, ¿pero sabías que si se han encontrado cráneos de cristal en la realidad? Así es, existen cráneos de cristal elaborados por culturas antiguas en diversas partes del mundo, pero ¿son reales o no? ¿fueron elaborados hace miles de años o mas recientemente? o ¿vienen de otro planeta como afirman algunos?

Los cráneos de cristal, se comenta que han sido descubiertos en diferentes partes del mundo, así como hay referencias antiguas a ritos o leyendas que se tenían de estos en la antigüedad.

Hola a todos los WAMMSTERS que nos leen y bienvenidos a otra historia, anécdota, cuento, lectura, como lo quieran ver, que te presenta el mundo de WAMMS.

En esta entrada del blog, les vamos a hablar de los cráneos de cristal, donde los han encontrado, su leyenda, que significan, ¿son reales o no?, básicamente ¿que hay detrás de estos?

Diseño elaborado por WAMMS representando un cráneo de cristal.

ANTECEDENTES

Estudios mesoamericanos han asociado al tzompantli o “andamio de cráneos” con los mexicas, considerándose prueba de gusto por el sacrificio humano. Sin embargo, se considera como precursores de dicho movimiento a los mayas, por el monumento encontrado en Chichén Itzá, Yucatán, que corresponde al Posclásico Temprano.

Ubicado a lado de la gran cancha del juego de pelota de Chichén Itzá, encontramos una asombrosa plataforma de cráneos humanos atravesados por vigas verticales, lo que recuerda a los tzompantlis de los mexicas, ubicados en el Templo Mayor y Tenayuca, cuyas fachadas de piedra muestran muchísimas calaveras humanas apiladas.

En la plataforma, encontramos una estructura autonoma de un aro de piedra que muestra serpientes emplumadas entrelazadas con dos círculos de peces nadando en el centro.

De acuerdo con el mito de la creación mexica, el itzopan, “lugar del cráneo”, considerado como un manantial reverdecido, estuvo en medio de la cancha. Este monumento circular de Chichén Itzá muestra de manera evidente que el tzompantli, considerado un árbol reverdecido cuyos frutos eran cráneos humanos, es una estructura directamente relacionada con el juego de pelota y su itzopan, un pozo surtidor de agua fecundante.

El símbolo de “árbol de cráneos” no es exclusivo de Mesoamérica y lo encontramos en Sumba, en el Sudeste asiático, donde tradicionalmente se mantuvieron árboles que sostenían los cráneos de los guerreros derrotados.

Diseño elaborado por WAMMS de una parte de cráneo viendo de perfil.

INVESTIGACIONES SOBRE EL ORIGEN

Se ha afirmado que varios cráneos de cristal son de origen precolombino, siendo habitualmente atribuidos a los aztecas o mayas, pero ninguno de los cráneos de cristal de las colecciones de museos provienen de excavaciones documentadas. Las investigaciones llevadas a cabo en varios cráneos de cristal en el Museo Británico en 1967, 1996 y nuevamente en 2004 han mostrado que las líneas que marcan los dientes fueron tallados usando herramientas de joyero, desarrolladas en el siglo XIX, por lo que un supuesto origen precolombino es poco probable. El tipo de cristal fue determinado al examinar las inclusiones de clorita, que solo se encuentran en los cristales de Madagascar y Brasil, por lo tanto difícil de obtener o desconocido en la Mesoamérica precolombina. El estudio concluyó que los cráneos fueron hechos en Alemania en el siglo XIX, muy probablemente en talleres de la ciudad de Idar-Oberstein, conocida a fines del siglo XIX por crear objetos hechos de cuarzo brasileño importado.

El cráneo mas famoso fue descubierto en 1924 por Anna Le Guillén Mitchell-Hedges, quien afirmó haberlo encontrado enterrado bajo un altar en un templo de Lubaantún, en Belice. Se trata de un cráneo hecho en un bloque de cuarzo transparente, de un tamaño similar al de un cráneo humano pequeño y la mandíbula separada.

A comienzos del año 1970, el misterioso objeto fue estudiado por el restaurador independiente Frank Dorland, quien estimó que habría sido cincelado en forma básica, usando diamantes, y luego modelado, lijado y pulido. Según Dorland, su antigüedad sería de unos 12.000 años.

Años más tarde el cráneo fue examinado en los laboratorios de cristales de Hewlett-Packard y luego por el arqueólogo mayista Norman Hammond, quien advirtió que sus agujeros presentaban signos de haber sido hechos con herramientas metálicas.

El padre de Anna, el escritor F. A. Mitchell-Hegdes, menciona al cráneo en la primera edición de su autobiografía, “El peligro, mi aliado” (1954), donde dice: “tiene por lo menos 3.600 años de antigüedad y era empleado por el Sumo Sacerdote maya en ritos esotéricos. Se dice que cuando él deseaba la muerte con ayuda del cráneo, esta invariablemente ocurría”. Curiosamente, las reediciones sucesivas del libro no incluyen este pasaje.

Se ha establecido que tanto el cráneo de cristal del Museo Británico como el del Museo del Hombre en París fueron vendidos por el comerciante de antigüedades francés Eugene Boban, que tuvo su negocio en Ciudad de México entre 1860 y 1880.​

El cráneo de cristal del Museo Británico fue comprado de Tiffany en Nueva York, mientras que el cráneo de cristal del Museo del Hombre fue donado por el etnógrafo Alphonse Pinart, que lo compró de Boban.

Una investigación llevada a cabo por el Instituto Smithsoniano en 1992 en un cráneo de cristal suministrado por una fuente anónima que dice haberlo comprado en Ciudad de México en 1960 y que es de origen azteca, también concluyó que fue hecho en fecha reciente. Según el Instituto Smithsoniano, Boban compró en Alemania los cráneos de cristal que vendía, infomarción que concuerda con los hallazgos del Museo Británico.

En mayo de 2008, un estudio detallado de los cráneos de cristal del Museo Británico y el Instituto Smithsoniano fue aceptado para su publicación en Journal of Archaeological Science, donde investigadores britanicos y estadounidenses, emplearon un microscopio electrónico y cristalografía de rayos X, encontrando que este fue labrado con una sustancia abrasiva áspera, como corindón o diamante, y modelado empleando una herramienta de disco rotativo hecha de un tipo de metal.

El espécimen del Instituto Smithsoniano fue labrado con un abrasivo diferente, el carburo de silicio (SiC), que es una sustancia sintética manufacturada con modernas técnicas industriales. Dado que la síntesis del carborundo data solamente de la década de 1890 y su amplia disponibilidad data del siglo XX, los investigadores concluyeron que “fue hecho en la década de 1950 o después”.

Porta-vasos redondos con diseño y elaborados por WAMMS representando la leyenda de los Tres Monos Sabios pero siendo representados con cráneos.

LEYENDA DE LOS 13 CRÁNEOS

Los que hablan de un origen misterioso de la reliquia, aseguran que posee poderes sobrenaturales, aparte, no es la única, tal como nos advierte una antigua leyenda maya, que afirma la existencia de 13 calaveras mágicas en la Tierra, todas de cristal.

Doce habrían sido talladas, presuntamente, en los 12 mundos que en el pasado remoto habitó la Humanidad, y la última, en la Tierra. Los atlantes se las habrían legado a los mayas y, con el tiempo, las reliquias de cristal se dispersaron. La leyenda afirma que el día en que se reúnan otra vez las 13 calaveras, nos contarán la verdadera historia de nuestra especie y nos transmitirán conocimientos que cambiarán la existencia humana para siempre.

OTRAS CALAVERAS DE CRISTAL

Existen otras calaveras realizadas en cuarzo, bastante parecidas al “cráneo del destino”, algunas de las cuales fueron descubiertas presuntamente por soldados en México en el año 1890.

Una está expuesta en el Museum of Mankind (Londres), y otra en el “Musèe de El Homme” de París. Esta última habría sido parte de un “cetro mágico” azteca del siglo XIII o XIV D.C., y habría sido usada para alejar a las serpientes y prever el futuro. Además, tiene un agujero que la atraviesa de arriba a abajo (supuestamente para ponerla en el bastón o cetro) y el estilo, la forma y el corte son similares a otras calaveras descubiertas en diversas ruinas de México.

Otra calavera de cristal, la más grande de todas, se encuentra en la Institución Smithsoniana. Pesa 14 kilos y fue tallada, según algunos expertos, usando carburo de silicio, un abrasivo moderno.

Otra calavera de cuarzo es la de Mayán, un objeto de 10,79 cms de alto y casi cuatro kilos de peso que fue descubierta en Guatemala en 1912.

Y, finalmente, también es famosa la llamada “calavera ET”, descubierta en 1906 en este mismo país. Fabricada con cuarzo ahumado, se caracteriza por la forma puntiaguda del cráneo y su mandíbula pronunciada, y fue bautizada como “cráneo de cristal ET” por su “aspecto no humano”.

CONCLUSIÓN

Debido a que no ha sido posible confirmar de una manera correcta la antigüedad del cristal de cuarzo con que están elaboradas estas reliquias, el misterio sobre el origen de estos artefactos persiste hasta el día de hoy.

Hay muchos que aseguran que sólo se trata de objetos relativamente nuevos, hechos con herramientas modernas, otros hablan de un origen atlante, pero que aparte tienen propiedades antigravitacionales y poderes curativos y sobrenaturales.

Otros relacionan la leyenda con el término del actual ciclo del calendario maya (ocurrido el pasado 21 de diciembre de 2012), afirmando que al reunir los trece cráneos místicos se podría evitar una catástrofe predicha o implícita por el final de este calendario.

Otros simplemente aseguran que los cráneos de cristal tendrían derechamente un origen extraterrestre.

Y ¿tú ¿Que opinas? Déjanos tu opinión y déjanos saberla.

Conoce mas historias, datos e información con nosotros. Suscríbete, visitanos y entérate de las historias detrás de cada uno de nuestros diseños.

Gracias por leernos y hasta la próxima publicación.

Published by wammsmex

“WAMMS Decoracion Alternativa para el hogar con un tema claro, la diversidad de pensamiento, lo que nos da esa individualidad única a cada uno de nosotros, buscando representarla a través de diseños originales relacionados con todo lo mistico que nos rodea y ha rodeado a través de la historia de la humanidad.”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: