Viajes. Las Auroras Boreales, Fenómeno Único que al Menos uno debe de darse la Oportunidad de ver, Aunque Sea, Una Vez en la Vida

Algo que creo que uno debe de tratar de lograr en la vida, es cumplir con la mayor cantidad de cosas de nuestra lista de deseos o bucket list, como se le dice en ingles, y al menos una vez en la vida, hacer lo que tanto añoramos y por alguna razón colocamos en esa lista.

Por lo que si viajar a algún lugar local o mundial forma parte de tu lista, comer algún platillo exótico que hayas visto y te llama la atención, hacer algún ridículo de alguna manera, entre otras cosas, yo digo que lo hagas y luches por hacerlo, ya sea solo o con compañía, al final, lo importante para mi, es cumplir ese objetivo y tratar de lograr lo mas que podamos con nuestra vida.

Hola a todos los WAMMSTERS que nos leen y bienvenidos a otra historia, anécdota, cuento, lectura, como lo quieran ver, que te presenta el mundo de WAMMS.

En esta entrada del blog, les voy a hablar del viaje que hice con mi novia a Whitehorse, en el estado de Yukón, en Canadá, donde tuvimos la oportunidad de ver esa maravilla de la naturaleza que solo se da en el norte del planeta, la Aurora Boreal.

Imagen tomada en Whitehorse, Canadá, lugar para observar el fenómeno natural de la Aurora Boreal.

Para empezar, nos decidimos a venir porque vimos una muy buena oferta en el tour que tomamos, con LocalAdventres y los aviones nos salieron relativamente económicos, el vuelo redondo, esos los vimos por nuestra cuenta, por lo que la excursión no salio tan cara como nos había dicho gente que ya había venido y de lo que habíamos cotizado en otros lados.

Según habíamos investigado la mejor época para ver la aurora boreal es en invierno, de enero a marzo, aunque la época de aurora boreal la consideran de septiembre a marzo, por lo que nosotros decidimos ir en febrero, cuando el clima es mucho mas frió y también es bueno considerar el ciclo lunar, ya que lo ideal es ir cuando hay luna nueva, que generalmente es a principios de mes, para evitar la contaminación lumínica por esta y tener mas posibilidades de ver la aurora, obviamente depende la actividad solar, mientras mas haya es mejor, y tener suerte para poder presenciar el evento.

También es bueno tomar en cuenta para la ropa térmica que:

  1. Nada debe ser de algodón, ya que al sudar se humedece la ropa y vas a traer pedazos de hielo.
  2. Ropa impermeable.
  3. Llevar varias capas de ropa.
  4. Ropa de arriba, playera térmica, chamarra polar y la chamarra especial contra el frió pueden ser mas que suficiente, si necesitas otra capa, no se pongan nada de algodón.
  5. Ropa de abajo, ropa térmica y el pantalón para nieve, que tiene 2 capas, deben ser mas que suficiente.
  6. Guantes para el frió, hoodie para el frió, pasa montañas y lentes para cuidar los ojos de la nieve con el Sol.
  7. Calcetas para el frió, son buenas las de lana de merlino, así como zapatos para el frió. De estos nosotros nos enteramos que allá venden en WallMart zapatos a 10USD que aguantan muchísimo frió. Si da frió, venden parches de calor para los pies en tiendas cercanas.

Nosotros compramos todo en México y nos sirvió bien, solo hay que saber que comprar, las chamarras y pantalones las venden en tiendas de marca especializadas o en tiendas en el centro que también tiene este tipo de ropa. Si tienen duda, escríbanme y con gusto los puedo orientar.

Whitehorse es un pueblito en la parte noroeste de Canadá, ubicado en el estado de Yukón, a 2 horas, mas o menos, en coche de Alaska, Estados Unidos.

Imagen tomada del pueblo de Whitehorse, en Yukón, Canadá.

Para llegar hicimos escala en Vancouver, donde nos quedamos un día ya que no alcanzamos vuelos para salir en la tarde hacia Whitehorse y al día siguiente tomamos el otro avión a Whitehorse, donde su aeropuerto solo consta de una sala para todo y se acabo, muy chico.

Lo mejor para mi, el clima, saliendo del aeropuerto estábamos a -40°C, el aire se sentía muy rico, aunque a mi novia no le parecía, no lo ve como yo, y por mi gusto por el frío, me tacha de loco. En ese momento no traíamos puesta toda la ropa térmica.

Subimos a la camioneta, en la que nos llevaron los del tour, y nos llevaron a nuestro hotel. Al llegar nos reunieron, nos explicaron como iba a ser todo, donde lo importante es que todos los días a las 10pm íbamos a ir a la cabaña para visualizar la aurora boreal e íbamos a ir regresando a las 2am.

El primer día fue libre, salimos a caminar por el pueblo, una vez nos pusimos toda la ropa térmica para poder sobrevivir a los -40°C que hacia afuera, salimos a caminar y conocer el pueblo.

Tomamos fotos, tuve la brillante idea de meter la mano desnuda a la nieve directamente a -40°C y fue doloroso como por 15 minutos, por la congelación, o frostbite en ingles, ya que aunque solo la saque y coloque esta en la nieve por menos de 10s, le puse el guante térmico, pues no es suficiente y el dolor de las punzadas por el frió extremo es doloroso pero, a mi punto de vista, valió la pena siendo que ya no me cuentan que se siente.

Imagen tomada del rió Yukon que pasa a la orilla de Whitehorse en Yukon Canadá.

Ya en nuestra primera noche de caza de aurora boreal nos dirigimos a la parte del bosque donde esta la cabaña, que nos mantendría calientes. Si nos habían alertado que había condiciones para verlas pero que no hay garantía de que lleguen a salir ya que como mencione, dependen de varios factores, en este caso la principal, es la actividad solar.

Pues llegamos a la cabaña, tenía una chimenea en medio, podías hacer tu fogata en la parte de afuera y si nos comentaron que no podíamos pasar de cierto punto en el bosque, porque pues había hielo fino y pues se podía romper y nos podíamos caer en el rió o algo que hay ahí.

La verdad, es una de las mejores sensaciones que he sentido, estar en la noche, en el bosque, en la nieve, lejos de todo, con la cabaña de fondo, solamente escuchando la naturaleza, tomando cerveza bien fría, es algo único y sobre todo…

Imagen tomada de la vista de las estrellas que se podían apreciar en el noche, en el bosque en la espera de la Aurora Boreal.

Jamas en mi vida había visto tantas estrellas, para mi, es donde uno ve lo pequeños que somos en el vasto universo donde vivimos, que ha sido mi forma de pensar desde hace años. Y por primera vez, mi novia lo entendió también, al generar un pensamiento mas universal y no solo local por llamarlo de una manera.

Pero bueno, afortunadamente se pudieron apreciar las estrellas, desafortunadamente la aurora no se presento esa noche, por lo que nos regresamos al hotel a descansar.

Como todo tour, o la mayoría, duermes tarde, duermes poco y te despiertas temprano. Por lo que la mañana siguiente, nos dieron nuestro tour por el pueblo, llevándonos a distintos puntos de este. Finalizo este recorrido, el resto del día libre y en la noche igual, la caza de aurora boreal que es la razón principal por la que se viajó.

La segunda noche, igual no tuvimos suerte y la aurora nuevamente no se presento, por lo que de igual manera regresamos sin poder observar esta y ya se empezaba a pensar que no la íbamos a ver en los días que nos quedaban.

Al siguiente día fuimos a visitar una reserva natural, como un zoológico, muy amplio, ahí si las jaulas de los animales eran inmensas, donde había bisonte, zorro ártico, cabra de montaña, entre otros.

Imagen tomada de la Reserva Natural de Yukon.

Estuvimos un rato viendo a los diferentes animales y de ahí nos llevaron a unas aguas termales.

Llegamos al lugar de las aguas termales, nos dieron instrucciones, pasamos al siguiente cuarto a desvestirnos para ponernos el traje de baño y para mi gusto, reto para mi novia, caminar 15m al aire libre, a -35°C hasta llegar a las aguas termales. Ella salio corriendo del vestidor a meterse al agua, yo disfrute ese caminar muchísimo, lo sentía demasiado fresco, realmente muy rico.

El agua estaba como rara porque había partes frías y otras secciones caliente, hasta parecía que habían dividido la “alberca”, ya mi novia encontró la entrada del agua caliente y ahí se quedo un rato mientras yo no pude soportar tanto calor, porque si no me llevo bien con este y preferí algo mas templado.

Lamentablemente la actividad no duro mucho, ya que se paga por tiempo, se termino el nuestro y venía la parte del regreso al vestidor, el correr para mi novia y el disfrute para mi. Ya nos vestimos, volvimos a la camioneta y nos regresaron al pueblo pata tener el resto del día libre y en la noche intentar cazar la aurora una vez mas.

Tercera noche, esperanzas bajas, pero de repente la guía entro corriendo a la cabaña a decirnos “Ahí esta la Aurora, vengan”, en eso todo el mundo se puso su ropa térmica, salio corriendo y si, ahí estaba ese resplandor verde que fuimos a ver, un espectáculo único.

Imagen tomada de la Aurora Boreal en Whitehorse, Yukon, Canadá acompañada de una estrella fugaz.

Y si, ahí estaba esa luz, a lo mejor no se veía como en las películas en otros lados que se ven lazos entrelazados y luego de otros colores pero ahí estaba aunque sea una parte de lo que se fue a ver.

TIP: Para sacar foto a la aurora boreal deben colocar un temporizador a la cámara que se tarde de 10 a 20s en afinar la imagen antes de tomar la foto. No es el temporizador para que coloques el celular, corras y te de chance de salir en esta, no, es un temporizador que va afinando la calidad de la imagen haciendo que la lente vea cada vez mejor. Muchos celulares no tiene esa opción por lo que una cámara profesional les ayudara mas a sacar fotos optimas de esta.

Ahí estábamos todos viendo la aurora, haciendo fila para que la guía nos tomara fotos con esta y simplemente disfrutando de ese espectáculo natural que nos da la naturaleza.

Nota: La aurora boreal, de una manera muy general, se forma por el contacto del campo magnético de la Tierra, la cual se concentra en los polos y se expande a lo largo del planeta, pero en los polos es donde tiene su carga mas fuerte por lo que al entrar en contacto con las manchas solares o la actividad solar, estos se combinan, los electrones hacen cosas y así pasan a dar forma a esa luz intensa que se puede observar en el cielo.

Pero bueno, como todo, llego el fin del tiempo de caza y tuvimos que regresar al hotel esperanzados que el día de mañana se volviera a presentar.

Al día siguiente siendo día libre, de cumpleaños, le había preparado a mi novia un viaje especial. Un paseo en trineo.

Por lo que en la mañana pasaron por nosotros, para llevarnos al lugar donde una granja de perros huskies, en su mayoría, no estaban esperando. Al llegar, la guía nos dio instrucciones para el paseo siendo estas:

  1. Tu eres el volante aunque los perros ya conocen el camino.
  2. Si quieres frenar, tu eres el freno.
  3. En las curvas, curveate hacia donde va la curva.
  4. Avisa con anticipación del freno a los perros.
  5. Debes pedalear cuando sea necesario cuando allá subidas para ayudar a los perros.
  6. Y principalmente, sujetate bien porque si te caes, los perros te van a dejar y nadie va a venir por ti.

Pasamos a la zona donde viven los perros , nos enseñaron a ponerles los arneses y cada quien le coloco a sus perros los respectivos arneses que la guía nos proporciona. Los perros estaban muy felices, se acercaban a uno, buscaban cariño y al parecer, mas que listos para salir a pasear. La guía tenía cerca de 80 perros.

Y llego el momento, cada quien con su trineo, eramos la guía, una turista, mi novia y yo. a la cabeza iba la guía, seguida de mi novia, la turista en tercer lugar y yo al final.

El paseo duro cerca de 2 horas, pasamos por el bosque, un lago congelado, subimos y bajamos la montaña, los perros iban mas que felices metiéndose en la nieve y saltando, con bajadas donde se agarro mucha velocidad, subidas donde hubo que ayudarlos, partes donde se sentía que uno iba a salir volando, pero una experiencia que volvería a repetir seguramente.

Imagen tomada por la guía donde me veo yo en mi trineo con mis amigos que me dieron el recorrido.

Termino el recorrido, nos regresaron al hotel, paseamos por el pueblo, probé el bisonte, que allá comen bisonte y puedo decir que sabe como salchichón y esperamos a que llegara la noche para ir en la caza de auroras.

Llego la noche , y de nuevo tuvimos suerte, se volvió a aparecer e hizo que todo el viaje valiera la pena, el poder presenciarlas de nuevo fue algo que nos lleno de mucho gusto.

Imagen tomada de la aurora boreal en Whitehorse, Yukon, Canadá.

Desafortunadamente, esa fue nuestra ultima noche, afortunadamente, tuvimos la oportunidad de verla una vez mas antes de emprender nuestro regreso a México, pero al final nos la pasamos muy bien, pudimos observar lo que tanto queríamos ver, paseamos y principalmente disfrutamos.

Esta fue mi primera vez en frío extremo y creo que puedo decir que para mi, fue muy rico estar ahí, a mi parecer, el frió es tan fuerte que no se siente tanto, es fresco, pero si te quema rapidísimo la piel si la traes al descubierto, te congela rapidísimo.

El regreso fue de la misma manera que llegamos, Whitehorse – Vancouver – Ciudad de México.

Si llegaron hasta este punto, les agradezco se hayan tomado la molestia de leerme, espero que les haya servido nuestra experiencia para que se animen a ir y esperen la próxima aventura.

Si quieres conocer mas sobre el mundo de WAMMS, suscríbete, visitanos y entérate de las historias detrás de cada uno de nuestros diseños.

Gracias por leernos y hasta la próxima publicación.

Published by wammsmex

“WAMMS Decoracion Alternativa para el hogar con un tema claro, la diversidad de pensamiento, lo que nos da esa individualidad única a cada uno de nosotros, buscando representarla a través de diseños originales relacionados con todo lo mistico que nos rodea y ha rodeado a través de la historia de la humanidad.”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: