¿Es realmente el Corazón, el Órgano del Amor? Que nos dice la Filosofía, que nos dice la Ciencia

El Corazón, órgano vital para el suministro de sangre a través del cuerpo humano y que todos nuestros órganos puedan funcionar y subsistir correctamente para una vide optima, y a la vez, referenciado como el lugar donde se generan los sentimientos, ya que muchas veces hemos escuchado, nos han dicho que sentimos por medio del corazón.

Para algunos el mejor sentimiento que se puede tener o llegar a sentir, aunque para otros puede ser una forma de perder la lógica, al preferir lo racional sobre lo sentimental.

Pero… ¿Que hay de cierto en esto? ¿Realmente sentimos por el corazón? ¿El corazón se encarga de generar nuestros sentimientos?

Hola a todos los WAMMSTERS que nos leen y bienvenidos a otra historia, anécdota, cuento, lectura, como lo quieran ver, que te presenta el mundo de WAMMS.

En esta entrada del blog, les vamos a hablar del corazón y esa visión que se tiene de este como nuestro receptor y generador de sentimientos, así como la verdad detrás de este pensar.

Para empezar hablaremos de una manera un poco mas filosófica el termino Amor y el porque creemos que el corazón es el órgano encargado de este.

¿Por qué vemos o nos han dicho que el corazón es donde sentimos el amor?

El órgano más eficiente del organismo siendo el mismo que palpita ante la presencia del ser amado y puede quebrarse cuando se sufre mal de amores

En la cultura oriental encontramos la filosofía de la existencia basada en 7 chacras energéticos principales, donde el cuarto chacra, de nombre Anahata, se encuentra exactamente en el centro de nuestro cuerpo y corresponde al corazón.

Los filósofos orientales afirman que la frecuencia de la emoción del amor se equipara exactamente a los movimientos rítmicos del corazón, siendo esta similitud la que hace relación directa entre el amor y el órgano.

Desde sus inicios, otras culturas como los egipcios, los semitas, las de occidente, entre otras, creían que el corazón era el órgano más importante porque de él emanaba el amor. Y era aceptada la creencia de que tal emoción era la más importante de nuestra existencia.

En la actualidad somos capaces de investigar mas a fondo este fenómeno y así explicar por qué en pleno siglo XXI la mayoría de los humanos sigue relacionando este sentimiento supremo con el órgano principal de nuestro sistema cardiovascular.

Y ¿Qué es ese sentimiento llamado Amor?

Básicamente el ser humano, sea de la profesión, cultura, raza, forma de pensar, lo que sea, reconoce al amor como el sentimiento más importante de su especie. Siendo difícil de definir pero necesario a mas no poder.

Se ha dicho del amor que es omnipotente, omnisciente, omnipresente, todopoderoso y eterno.

El amor verdadero se siente, al ser incondicional y eterno. Amar es ser feliz con uno mismo, sentirse bien con uno, aceptarse, ya que uno debe amarse a si mismo, así como hacer feliz al ser amado y que este corresponda, ya que estar en un lugar donde no hay reciprocidad, no es amor es tortura. Pero se debe amar por lo que uno es, no por alguien a quien se intenta cambiar para adaptarse a lo que cree uno debería ser, eso no lo llamaría amor. Claro siempre hay cosas que mejorar, y eso nunca va a cambiar, pero se debe hacer por gusto y necesidad de uno mismo no por complacer a otros.

El amor es la energía positiva más importante de nuestra vida. Es tan primordial que ocupa un lugar cumbre entre nuestras prioridades. La vida es más valiosa que cualquier bien material o inmaterial. La salud, el amor y la felicidad son los patrimonios más importantes de la vida, pero creo debo mencionar que la felicidad y el amor no dependen de otra persona, o encontrar a esa media naranja, sino dependen en primera instancia en que te ames a ti mismo en primera instancia para después ayudar a otros.

Y ¿Qué es el corazón?

Por cerca de 10.000 años el corazón fue considerado el órgano mas importante de nuestro organismo. Desde siempre, ligado a la emoción más importante de nuestra existencia que es el amor. Cuando William Harvey, científico Inglés, descubrió la circulación sanguínea en 1628, el corazón comenzó a ser considerado como una bomba para impulsar la sangre y fue relegado al segundo lugar. El cerebro desde entonces adquiere la preeminencia actual de ser el órgano más importante de nuestro cuerpo. Pero, ni aun con esta evidencia, nuestra substancia gris es relacionada con el amor.

Pero, ¿porque ante la evidencia de la importancia le cerebro, se sigue considerando al corazón como el órgano del amor?

Aun siendo el cerebro el órgano más importante de nuestro organismo, el lugar donde se originan todas las órdenes trasmitidas a todo el cuerpo en forma de impulsos neuronales, hormonales o enzimáticos, el corazón es el órgano ejecutivo principal, siendo un trabajador incansable, dadivoso, justo y equitativo.

El corazón es dadivoso, justo y equitativo porque suple cada célula del cuerpo de acuerdo con su necesidad, le entrega oxígeno, sustancias nutritivas y energía. El corazón está pendiente de todas las emociones y toda energía positiva o negativa le afecta inmediatamente.

Cuando la persona enamorada ve a su destinatario, el corazón empieza a palpitar aceleradamente, enviando sangre a la cara para que esta se sonroje o se ponga más rozagante y atractiva al ser amado. Así como surte cantidad suficiente de sangre para que los órganos del amor puedan cumplir su función romántica en forma óptima y oportuna. El amor nos mantiene vigorosos, saludables, de buen ver.

Como dice el dicho, “Detrás de cada Gran Hombre, existe una Gran Mujer; y detrás de cada Gran Mujer, existe un Gran Amor”.

Así como sin este o por una ruptura, el corazón sufre y desfallece. Se dice que derrama lágrimas de sangre, de ahí viene el dicho: ” le rompieron el corazón”. Aunque parezca mentira o exageración, existen muertes debido al mal de amores. La mayoría de los suicidios son debidos a estas dolencias.

Es por estas razones que el corazón y el amor se relacionan íntimamente, porque los dos son justos son dadivosos, generosos y equitativos, y ambos constituyen el principio y el fin de nuestra existencia.

Y ahora vamos con lo que dice la ciencia.

El amor no se siente en el corazón

El doctor Eduardo Calixto, jefe del Departamento de Neurobiología del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz” y docente de la UNAM, ha explicado la composición real del amor hablando de la neurociencia del amor.

El amor es un proceso fisiológico que no se inicia en el corazón, sino en el cerebro. El enamoramiento es un proceso biológico, donde se entrega más de lo que se es, perdiendo racionalidad y siendo menos objetivos.

El amor es un proceso que depende del nivel neuroquímico de la liberación de dopamina, endorfinas, serotonina, acetilcolina, oxitocina, endorfina y factor de crecimiento neuronal.

Es en ese momento cuando en el cerebro se liberan, actúan un conjunto de sustancias que nos emocionan, apasionan y nos hacen adictos, pero nos quitan la objetividad, transforman la realidad: vemos solo lo que queremos ver.

El cerebro necesita cada vez más neuroquímicos para sentir la felicidad del enamoramiento. Ese conjunto de sentimientos que nos hace sentir mariposas en el abdomen, taquicardia y las manos sudorosas, acompañado de sonrisas nerviosas es la respuesta neuroquímica de la felicidad asociada a emociones positivas.

“El enamoramiento no es para siempre, es un proceso de aprendizaje que capacita al cerebro para amar a la pareja, es un proceso proyectivo de lo que se quiere…”

10 puntos clave de la neurociencia en el amor:

  • Por cada beso se activan 10 000 estímulos neuronales 
  • La dopamina, el neurotransmisor que nos hace sentir el amor, tiene una duración no mayor a 3 años 
  • Durante un beso los latidos del corazón se incrementan por encima del 200% 
  • De acuerdo con una teoría matemática, uno debería de tener una docena de citas antes de escoger una pareja, para que así uno tenga una mayor oportunidad de encontrar el verdadero amor 
  • Para besar, el ser humano debe hacer un ejercicio intenso de hasta 29 músculos, 12 de ellos de los labios y los otros restantes de la lengua 
  • Las mujeres liberan un 15 por ciento mayor de dopamina que los hombres 
  • ¡Déjame desearte! Dijo la dopamina, ¡déjame amarte! Replicó la oxitocina 
  • Después de estar juntos por más de 12 meses es común que el cerebro copie detalles del otro 
  • Con solo dos minutos de sinceridad frente a los ojos de la pareja y expresarle tus sentimientos, se incrementa significativamente la dopamina, serotonina y endorfinas en el cerebro

Pues ahí lo tienen, platicamos un poco de como es el Amor desde un punto de vista filosófico, si lo quieren ver así, así como el punto de vista científico donde se puede apreciar lo diferencia en las formas de pensar.

Pero, danos tu opinión ¿para ti que simboliza el Amor?

Conoce mas historias, datos e información con nosotros. Suscríbete, visitanos y entérate de las historias detrás de cada uno de nuestros diseños.

Gracias por leernos y hasta la próxima publicación.

Published by wammsmex

“WAMMS Decoracion Alternativa para el hogar con un tema claro, la diversidad de pensamiento, lo que nos da esa individualidad única a cada uno de nosotros, buscando representarla a través de diseños originales relacionados con todo lo mistico que nos rodea y ha rodeado a través de la historia de la humanidad.”

Leave a Reply

%d bloggers like this: