Posiblemente el ser mas Temido, hablemos de La Muerte, generadora de Miedo y Admiración

La Muerte, el evento que mas temor influye, el fin de todo lo que conocemos, el sentir desesperación, tristeza, impotencia, enojo al saber que te estas yendo, dejando todo de lado, lastimando a tus seres queridos, dejando asuntos sin terminar, o el saber que esa persona se va, sin que puedas hacer nada al respecto solo dejándote con un sentimiento de frustración; para otros puede simbolizar libertad, respeto, admiración, felicidad.

¿Es posible que exista tanta diferencia entre el pensar y verla con tanto miedo así como verla con tanta admiración? Pues si, si es posible. Las personas tenemos una capacidad para ver las cosas de maneras tan diferentes que se puede estar en extremos y no quiere decir que alguno este mal o bien en su pensar, al contrario eso es apertura de pensamiento y libertad de seguir el camino que nos haga sentir mejor.

Hola a todos los WAMMSTERS que nos leen y bienvenidos a otra historia, anécdota, cuento, lectura, como lo quieran ver, que te presenta el mundo de WAMMS.

En esta entrada del blog, les vamos a hablar de la visión que se tiene de La Muerte, tomando un poco los extremos del ¿por que se le teme? así como el ¿por que se le admira?

Pero al final, hay algo claro con ella, NADIE puede escapar de ella y siempre nos va a alcanzar.

“Lo mas temible es la muerte porque es el fin” – Aristóteles

¿POR QUÉ ESE MIEDO A LA MUERTE?

Algunos psicólogos afirman que muchas personas están fuertemente motivadas por esa ansiedad a que su propia vida acabe. Pero… ¿Esta bien sentirse así? ¿Por que ese temor?

Pensar en la simple idea de que ocurra, ya sea la de uno, algún ser cercano, un funeral, accidente, etc., puede ser un sentimiento incómodo, pero cuando se transforma en ataques de pánico o ansiedad es muy probable que tengas tanatofobia.

Muchas veces se cree, inclusive todavía se suele creer, que un ser racional es incompatible con su ser emocional, pero tener miedo es bastante razonable. Podemos pensar en un desastre natural y todo lo que puede sucederte. Todos esto, son comportamientos que tenemos ante la muerte, lo cual tiene una explicación científica, que podemos encontrar en nuestro cerebro.

EL SENTIMIENTO DEL FIN

El ser humanos es muy complejo. Nuestro cerebro es el único con capacidad de abstracción y de asimilación de que hay un pasado, un presente y un futuro incierto. Gracias a que tiene la capacidad de reconocer las emociones, el ser humano es el único que puede concebir la muerte y preguntarse diferentes cuestiones sobre esta.

Hasta la fecha, no existe prueba alguna, científicamente hablando, de que poseamos en nuestro interior una entidad invisible que sobreviva al cuerpo físico, el espíritu.

La neurociencia cognitiva está desarrollando experimentos y teorías que apoyan la afirmación de que la identificación de la mente y el cerebro proporciona una mejor explicación de las capacidades de las personas para percibir, razonar, el lenguaje e incluso la conciencia.

La mente no tiene por qué experimentar sufrimiento de ningún tipo cuando el cerebro deja de funcionar en el momento de la muerte. De igual manera, existen mecanismos neurológicos que nos obligan a creer en que hay algo después de morir. Es parte de lo que involucra ser humano, siendo seres narrativos, tendemos a inventar historias que justifiquen el comportamiento que tenemos o a buscar respuestas.

LA ANSIEDAD, ¿NOS PROVOCA ESE MIEDO?

Los investigadores han acuñado la expresión “ansiedad ante la muerte” para designar el miedo que esta inspira. La muerte, sigue siendo un tema en el que la inmensa mayoría de las personas prefiere no pensar, el simple hecho los aterra, aunque sepamos que es irremediable y es algo que tarde o temprano llega por nosotros.

La vida humana es muy frágil, podemos morir por cualquier cosa siendo que cada día miles de personas a nivel mundial, sino es que más. La ciencia tampoco da una respuesta que alivie demasiado, pues la mayoría de las funciones corporales se pueden explicar en términos científicos mas no en metafísicos como lo es el espíritu.

Muchos científicos lo explican como un proceso meramente biológico. Aunque piensa un poco del otro lado, imagina que fueras inmortal, ¿no te asustaría pensar que tienes una eternidad de sufrimiento por delante? ¿que vas a ver morir a todos tus seres queridos de todas las edades? ¿vas a ver todos los sufrimientos de la humanidad? Pues de igual manera sentirías miedo, pero no de una manera que altere tu vida, solo es tú mecanismo de defensa.

Es importante determinar primero si el terror a la muerte es un síntoma o una causa. En primer caso, deberás hacer frente a esa fobia como a cualquier otra mientras analizas cómo te afecta y tratando de que no crezca; en segundo caso, orienta tu esfuerzo en tratar la ansiedad que provoca el miedo.

También existen expertos en el tema, por lo que consultar a un Tanatólogo puede ser una buena opción para prepararse para ese día, tanto nuestro como de aquellos que nos rodean.

LA ADMIRACIÓN A LA SANTA MUERTE Y SU RELIGIÓN DESDE TIEMPOS PREHISPANICOS

 “De ninguna manera volveré a México, no soporto estar en un país más surrealista que mis pinturas”. Esto fue lo que dijo alguna vez el famoso pintor Salvador Dalí al visitar nuestro país.

México es un país muy diverso, en parte gracias al choque de culturas que ocurrió hace 500 años, con la llegada de los españoles, debido al choque se fusionaron dos cosmovisiones, las fes, las deidades, el temor a lo desconocido y la esperanza de vida después de la muerte.

A pesar de que buscaron imponer su religión, los pobladores nativos siguieron adorando a sus deidades y celebrándolas bajo el nombre de santos católicos. Otras divinidades se transformaron en nuevas advocaciones, siendo una de ellas la Santa Muerte, la representación física de la transición que ocurre entre dejar la vida y formar parte del mundo de los muertos. La cual se representa como un esqueleto vestido con una túnica oscura que le cubre desde la cabeza hasta los pies y que posee además otros accesorios o elementos:

  • La guadaña. Simboliza la igualdad de todos los seres vivientes ante el creador pues todos sucumbiremos ante la muerte.
  • Representación esquelética. Representa la similitud de todos los seres humanos al abandonar la existencia.
  • Ojos rojos. Encierran el simbolismo de la sangre que une a todos los seres humanos, sin excepción.
  • El color de su vestimenta depende las peticiones del creyente, la Santa Muerte de los Siete Poderes, y son los siguientes:
    • Color blanco. Simboliza el bienestar y la pureza que alguien puede necesitar en su vida.
    • Color hueso. Es colocada en los negocios y hogares para conseguir paz, armonía y éxito.
    • Color rojo. Representa las peticiones de amor, simbolizando el color de la sangre que recorre nuestro cuerpo y se acumula en el corazón como las emociones.
    • Color azul. Para las peticiones en el plano profesional, para lograr el éxito laboral y el buen ambiente en el trabajo.
    • Color amarillo. Socorrida por aquellos que quieren soluciones a problemas menores y por aquellos que no encuentran la salida a aquello que los aqueja.
    • Color dorado. Permite la tranquilidad económica tanto en los negocios como en el hogar.
    • Color ámbar. Ideal para los hospitales y centros de rehabilitación de personas con problemas de drogas y alcohol.
    • Color verde. Representa el ideal de la solución a problemas de leyes y justicia, para que los problemas se resuelvan con plena imparcialidad.
    • Color café. Socorrida para tener la fortuna de salir ileso día con día en cuanto a cualquier problema que pudiera surgir.
    • Color negro. Representa la protección total en cuanto a magia se refiere, y el equilibrio entre el bien y el mal.
    • Color morado. Es venerada por aquellos que buscan despertar sus capacidades psíquicas y desarrollar su espiritualidad.
  • Así como las vestimenta, la posición en la que se le coloca también tiene diferentes interpretaciones:
    • En cuclillas. Representa la búsqueda del ser humano por sus anhelos y el desarrollo de la paciencia para poder obtenerlos.
    • Parada con una guadaña en mano. Representa la justicia y la equidad de la muerte.
    • Sentada en un trono. Representa a la muerte como un rey, ante el cual todos habremos de comparecer al final de nuestros días.
    • Con reloj de arena. Representa el tiempo que se consume en la vida de cada ser viviente, para recordar que sin importar el origen de cada uno, el fin es la muerte por igual.

SUS ORÍGENES

Para las culturas nativas, la muerte también fue motivo de tristeza y de preocupación, así como lo expresa el siguiente poema de Nezahualcóyotl:

“¿Adónde iremos?

¿Adónde iremos
donde la muerte no existe?
Más, ¿por esto viviré llorando?
Que tu corazón se enderece:
Aquí nadie vivirá por siempre.
Aun los príncipes a morir vinieron,
Los bultos funerarios se queman.
Que tu corazón se enderece:
Aquí nadie vivirá para siempre”.

Entre los nahuas existió la figura de Mictlantecuhtli (Señor del Lugar de los muertos), quien junto a su consorte Mictecacihuatl (Señora del Lugar de los muertos) gobernaban el Mictlán (Lugar de los muertos), sitio donde uno puede encontrar el descanso eterno del alma.

Los mayas tenían a Yum Kimil, a quien también se le conoce como Ah Puch, quien gobierna el inframundo maya llamado Xibalbá.

Lorenzo Luevanos, en su ensayo “El culto a la Santa Muerte nos dice”:

“El culto a la muerte existe en México desde hace más de tres mil años. Los antiguos pobladores de lo que hoy es la República de México concebían a la muerte como algo necesario y que le ocurre a todos los seres en la naturaleza. Tenían por seguro que los ciclos en la naturaleza, como la noche y el día, la época de secas y la de lluvias, eran el equivalente a la vida y la muerte. Así comenzaron a representar a la vida y la muerte en figuras humanas descarnadas por la mitad.

Estas imágenes simbolizaron la dualidad entre lo vivo y lo muerto, lo que llevamos dentro y fuera, la luna y el sol. Podemos decir que es entonces cuando comienza un culto a la muerte que se extiende por todos los rincones del México antiguo. Son devotos muchísimas culturas como los mayas, zapotecos, mixtecos, totonacas y otras más. Pero uno de los pueblos donde el culto a la muerte adquirió más fuerza fue el de los mexicas o aztecas. Este pueblo, considerado como uno de los más aguerridos de que se tenga noticia, llevó a los extremos la devoción a la muerte…”.

Con la llegada de los españoles, Mictlantecuhtli, Mictecacihuatl y el Mictlán, así como la mayoría de los dioses prehispánicos, se han convertido en leyendas, mitos, y solo algunos pocos nativos, mantuvieron el culto en secreto.

La Santa Muerte, es como una religión universal, no reconocida oficialmente ya que para muchos es un culto al no estar de acuerdo con ella, al ir en contra de las creencias que se impusieron como verdaderas o simplemente falta de apertura de pensamiento, al final esta ha tenido y tiene lugar en pueblos de todo el mundo a pesar de los intentos de censura en la actualidad, y que en aquellos tiempos, fue censurado por los invasores europeos en todos los territorios que pisaron. Por lo tanto, determinar su origen puede ser impreciso, pues la muerte como símbolo de temor y respeto ha existido en todo el globo, en todas las culturas.

Sin embargo, hablando de México, el movimiento nace en Córdoba Veracruz, a mediados del siglo XIX, cuando un chamán local aseguró que la muerte se le apareció en un sueño, ordenandole que difundiera su palabra por todo el mundo.

En la calle Alfarería del barrio de Tepito, en la Ciudad de México, se encuentra un templo muy representativo que recibe diariamente a los fieles de “la niña blanca”, otro nombre con el que se le conoce. Algunos llegan de rodillas, otros con peticiones y algunos más, con agradecimientos. Todos llevan una pequeña ofrenda de cigarros, dulces o licor.

La filosofía es muy simple:

“Dime ¿cuándo has visto a San Judas? ¿Y cuántas veces has visto a La Muerte? Por eso tenemos que quedar bien con ella, para que nos lleve de la manera más tranquila”.

A lo largo y ancho de México existen varios templos y altares dedicados a la Santa Muerte, en los que se le venera.

Los días 1 y 2 de noviembre son los más importantes, siendo los días en que los mexicanos celebramos a nuestros muertos. 

Y como siempre digo, si llegaste hasta acá, te agradezco mucho por leerme, suscribete a mi blog para que conozcas mas historias de todos los temas, visita nuestra tienda con productos originales que buscan contarnos una historia y decora de una manera alternativa y diferente tu lugar de preferencia. Muchas gracias y hasta la próxima entrada.

Gracias por leerme y hasta la próxima entrada del blog.

Published by wammsmex

“WAMMS Decoracion Alternativa para el hogar con un tema claro, la diversidad de pensamiento, lo que nos da esa individualidad única a cada uno de nosotros, buscando representarla a través de diseños originales relacionados con todo lo mistico que nos rodea y ha rodeado a través de la historia de la humanidad.”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: