El #13, temido por muchos, ya que luego no esta esa pagina en los libros, se la saltan, hay edificios que se saltan del numero 12 al 14 o ponen subniveles pero no mencionan el piso 13, los días martes o viernes 13 no son del agrado de muchas personas, en fin para muchos un numero problematico.

Pero ¿te has preguntado el porque se le teme a este numero? ¿qué hay detrás de esta superstición? ¿de donde viene ese miedo?

Hola a todos los WAMMSTERS que me leen y bienvenidos a otra historia, cuento, anécdota, como lo quieran ver que les trae el mundo de WAMMS.

En esta entrada del blog les voy a hablar del origen del temido #13 y como se origino la superstición a este número, así como ciertos eventos que han ayudado a que esta superstición, aún a la fecha, se mantenga para muchas personas.

Diseño elaborado por WAMMS del temido #13.

Empezare enfocando que el temor al 13, principalmente en los días de la semana, se divide en que el viernes 13 es mas temido para los paises de habla inglesa y el martes 13 para los paises de habla hispana, aunque hay quienes no les gusta ni uno ni el otro.

Pero iniciemos.

¿QUÉ ES LA SUPERSTICIÓN?

Aunque no existe solo una definición de superstición, generalmente significa creer en fuerzas sobrenaturales, como el destino, el deseo de influir en factores impredecibles y la necesidad de resolver la incertidumbre. De esta manera, las creencias y experiencias individuales impulsan las supersticiones, lo que explica por qué son generalmente irracionales y a menudo desafían la sabiduría científica actual.

Los psicólogos que han investigado qué papel juegan las supersticiones, han descubierto que derivan del supuesto de que existe una conexión entre eventos concurrentes y no relacionados. Como lo son, la noción de que los amuletos promueven la buena suerte o te protegen de la mala suerte.

Para muchas personas, involucrarse en comportamientos supersticiosos proporciona una sensación de control y reduce la ansiedad, razón por la cual los niveles de superstición aumentan en momentos de estrés y angustia.

Se ha demostrado que las creencias supersticiosas ayudan a promover una actitud mental positiva. Aunque pueden conducir a decisiones irracionales, como confiar en los méritos de la buena suerte y el destino en lugar de tomar decisiones acertadas.

Llevar amuletos, usar cierta ropa, visitar lugares relacionados con la buena fortuna, preferir colores específicos y usar números particulares son todos elementos de superstición. Y aunque estos comportamientos y acciones pueden parecer triviales, para algunas personas, a menudo pueden afectar las decisiones tomadas en el mundo real.

Algunas de las supersticiones del martes 13. Imagen tomada de la Web.

¿DE DONDE SURGE LA SUPERSTICIÓN POR EL #13?

Se cree que el miedo al #13 tiene como su origen en el código de Hammurabi, un conjunto de reglas impuestas por el entonces Rey de Babilonia el año 1760 a. C. En éste, las reglas están numeradas de forma sucesiva, pero se saltan la número 13. Esto no tuvo nada que ver con supersticiones, sino que se debió a un error en la traducción.

Otra razón por la que el 13 se podría considerar de mala suerte, es porque sigue después del 12, considerado un número perfecto; el año tiene 12 meses, cada jornada se divide en día y noche de 12 horas cada una, el 12 marca un momento importante del día, etc. Al pobre 13 le tocó la mala suerte de ser imperfecto después del dígito ideal.

En la historia occidental, también se habla de los 13 asistentes a la última cena de Jesús, justamente Judas Iscariote, quien lo traicionó, no debería haber estado en ella, por lo que los asistentes debían haber sido 12 y las cosas habrían sido diferentes. 

Asimismo, se cree que Jesús fue crucificado un viernes 13 de abril. Ya en la edad media, se pensaba que los grupos de brujas o hechiceros estaban formados por 13 personas y que, las escaleras que llevaban al patíbulo donde las personas eran ahorcadas, tenían 13 escalones. Y así como esos, existen muchos ejemplos más, que hacen del número 13 un indeseable en nuestra cultura.

Pero hablando de una época mas actual, en 1907, un libro llamado “Viernes, el XIII”, publicado por un corredor de bolsa llamado Thomas Lawson. Fue la inspiración para la mitología del viernes 13 que culminó con las películas y las series de televisión en los 80.

El libro de Lawson es una fábula oscura de Wall Street cuyo personaje central genera bonanzas y caídas en el mercado para vengarse de sus enemigos, dejando a muchos en la miseria y la ruina.

Y se aprovecha de los temores que la fecha viernes 13 podía generar en los negociantes.

“Cada hombre en la bolsa y en Wall Street tiene su ojo puesto en él. En viernes 13 rompería el mejor mercado alcista de la historia que estaba en marcha”, dice uno de los personajes.

Así que en 1907 el miedo a esa fecha ya era una superstición establecida.

Imagen tomada de “El club del trece”. Imagen tomada de la Web.

The Thirteen Club (El club del trece), una reunión de caballeros alegres decididos a desafiar todas las supersticiones, se reunió por primera vez el 13 de septiembre 1881 (un miércoles) a pesar de que se organizó formalmente el viernes 13 de enero de 1882.

Se reunían el día 13 de cada mes, se sentaban en la mesa 13, rompían espejos, derramaban sal con exuberancia y llegaban a la cena caminando bajo escaleras cruzadas.

Los informes anuales del club especificaban cuidadosamente cuántos de sus miembros habían muerto y cuántos habían fallecido durante el año siguiente tras asistir a una cena en el club.

El objetivo del club era demostrar lo inútil de las supersticiones.

Fue fundado por el capitán William Fowler en su restaurante Cottage Knickerbocker en la Sexta Avenida de Manhattan, en Nueva York.

A Fowler se lo asociaba con “la buena camaradería, un gran corazón y una caridad sencilla y sin ostentación”.

Como mariscal del club, “siempre lideró el camino valientemente y sin temor hacia la sala del banquete”, aseguró el “gobernante jefe” del club, Daniel Wolff.

El club hizo un llamado al presidente de Estados Unidos, a gobernadores y jueces para dejar de elegir al viernes como el día de “colgar” gente y realizar ejecuciones otros días también.

El primer objetivo del club era el temor de que si 13 personas cenaban juntas una podría morir pronto. Pero una segunda superstición surgió poco después.

En abril de 1882, se adoptó una resolución que deploraba el hecho de que el viernes había sido “considerado durante muchos siglos un día de mala suerte… por motivos sin sentido”.

Pero no hay ninguna señal en el club de la mezcla de la superstición del viernes con el 13.

Debió aparecer en algún momento entre 1882 y la publicación del libro de Lawson en 1907.

Imagen del reporte de “El club del trece”. Imagen tomada de la Web.

¿CULPABLES DE QUE SE MANTENGA DICHA SUPERSTICIÓN?

A lo largo de las décadas, muchos se han preguntado si la superstición podría ser culpa del propio club.

Allí aprovechaban cada oportunidad para ridiculizar ambos temores.

El diario Los Angeles Herald informó en 1895: “Cada vez que durante los últimos 13 años el viernes ha caído el 13 del mes, esta peculiar organización nunca ha dejado de celebrar una reunión especial para regocijarse”.

El club se enorgullecía de que había puesto la superstición en el centro de atención. Su fama era grande: de los 13 miembros originales había pasado a cientos a comienzos del siglo XX. Y se habían fundado clubes similares en otras ciudades de Estados Unidos y en Londres.

La doctrina del The Thirteen Club era “que la superstición debía ser atacada y combatida y expulsada de la Tierra”

“Dos de estas supersticiones vulgares han combatido con decisión y sin inmutarse”, escribió el integrante Charles Sotheran a otros miembros del club en Nueva York en 1883, “es decir, la creencia en que el 13 es un número de mala suerte y el viernes un día de mala suerte. Han creado un sentimiento popular a favor de ambos”.

Sotheran debe haber querido decir que “hicieron los viernes y el 13 menos impopulares”, pero su frase es ambigua y podría haber significado “hicieron las supersticiones populares”. ¿Fue esta interpretación la que estableció la superstición en la opinión pública?

Si por el contrario generó una de las supersticiones más comunes y persistentes, fue de hecho un accidente desafortunado.

Imagen tomada de la Web.

EVENTOS QUE HACEN QUE LA SUPERSTICIÓN AL #13 SIGA VIGENTE Y CREIBLE PARA MUCHOS

A lo largo de la historia, han ocurrido eventos que hacen pensar que este numero tiene algo que ver, como son:

  • La caída de los Templarios ocurrió el viernes 13 de octubre de 1307. Ese día fueron apresados y llevados ante el tribunal de la Inquisición Católica para ser juzgados por supuestos crímenes contra la cristiandad, la mayoría fueron detenidos o asesinados, por el rey Felipe IV. Esta fue una orden religiosa y militar fundada en Tierra Santa dos siglos antes.
  • El viernes 13 de diciembre de 1939 en Victoria, Australia, tuvo lugar el llamado “viernes negro”. Ya que, en esa fecha ocurrió uno de los peores incendios forestales registrados en la historia, con un saldo de 71 muertos y 20,000 kilómetros cuadrados perdidos.
  • El accidente del vuelo 571 de la Fuerza Aérea Uruguaya en los Andes, en la que viajaba el equipo de rugby de este país, se estrelló también un viernes 13, pero de 1972.
  • Un estudio del Medical Journal, entre los años 1989 y 1992, señaló que en una región británica los viernes 13 aumentaban en un 52% los accidentes de tráfico.
  • Se ha seguido fomentado el temor a esta fecha con la saga de “Viernes 13” estrenada en 1980 con el protagonista Jason Voorhess. El último estreno fue en 2009.
  • El naufragio del crucero Costa Concordia en 2012 frente a la isla Giglio en Italia fue un viernes 13, con un saldo de dos personas desaparecidas, 32 muertos y alrededor de 4,000 personas evacuadas.
  • El viernes 13 de noviembre de 2015 Francia sufrió uno de los primeros atentados terroristas en París.

Pues eso fue algo de historia del #13. Ahora ya saben un poco mas de donde viene el temor por este numero, fundado o no, temido por unos, para otros solo otro día mas, como es mi caso, pero al final respetable la creencia de cada quien.

Y como siempre digo, si llegaste hasta acá, te agradezco mucho por leerme, suscribete a mi blog para que conozcas mas historias de todos los temas, visita nuestra tienda con productos originales que buscan contarnos una historia y decora de una manera alternativa y diferente tu lugar de preferencia.

Muchas gracias por leerme y hasta la próxima entrada.