Practicada por millones de personas en el mundo, varios estilos con diferentes significados, relajante, ideal para meditar, distraerse y reflexionar, así es la Yoga, un arte que le permite al ser humano ejercitarse, fisica y mentalmente, así como mantenerse saludable. Pero ¿sabes como se origino?

Quiero aclarar que yo no la practico, yo prefiero otro tipo de disciplinas y tengo otras maneras de meditar, reflexionar, distraerme, porque si creo que mis métodos son diferentes, por decirlo de una manera, pero como me gusta saber el origen de las cosas, pues pensé en porque no conocer el origen de una de las disciplinas mas populares, practicada por millones y aprender un poco mas. La información o el conocimiento nuevo, siempre es bien recibido.

Hola a todos los WAMMSTERS que me leen y bienvenidos a otra historia, anecdota, cuento, como lo quieran ver que te trae el mundo de WAMMS.

En esta entrada del blog les voy a hablar del origen de la yoga, aquella disciplina que mucha gente practica y ya torno como una parte muy importante de esta, pero ¿Cuántos realmente saben cual fue su origen?

Cojin y diseñado elaborado por WAMMS representando diferentes posiciones de yoga.

ORIGEN DE LA PALABRA

La palabra “yoga” proviene de la palabra “jug”, la cual significa “unir, conectar, relacionar” en sánscrito, la lengua clásica de la India.

Uno puede interpretar que el objetivo de la yoga es generar y fortalecer la conexión entre el ser humano y el universo, a través de posturas, movimientos correctos y la respiración adecuada, buscando lograr estar en perfecta armonía, tanto a nivel físico como espiritual. 

NACIMIENTO

Es complicado ubicarlo. Tanto los historiadores como los especialistas en la cultura de la India, encuentran dificultades para situar el nacimiento del yoga debido a que es muy complejo descifrar los textos ancestrales de la cultura védica. Ya que disponer de algún escrito es sumamente complicado ya que los expertos aseguran que dicha cultura se transmitía de forma oral en sus orígenes.

Según los investigadores, las primeras formas de yoga habrían tenido lugar entre el año 10.000 y 5.000 antes de Cristo. Este planteamiento está basado en la posición de las estatuas halladas en antiguos emplazamientos, que recuerda a la de los yoguis, o practicantes de yoga, mientras realizaban la meditación.

Imagen tomada de la Web de un templo hindú con estatuas enseñando posiciones de yoga.

Algunos datos llevan a pensar que la civilización en la que se originó el yoga era pacífica, solidaria y comunitaria. El objetivo del yoga que se practicaba en aquella época, conocido como brahmanismo, era apropiarse del poder de los Dioses mediante la práctica de ejercicios bastante duros, para el cuerpo y los sentidos, de forma regular.

A lo largo de los años los ejercicios fueron evolucionando, volviéndose más suaves y dejaron atrás la búsqueda de la imposición de sus poderes a los Dioses. Los yoguis tratarían de transformarse en un Dios.

No se sabe con certeza cómo surgió el yoga, lo que le proporciona cierto encanto. Sin embargo, las distintas formas del yoga: Yoga Vinyasa, Yoga Ashtanga, Yoga Dinámico,
Yoga Iyengar, Yoga Hatha, Yoga Nidra, Yoga Kundalini, etc; provienen de un texto único llamado Yoga sūtra.

Dicho texto fue escrito y recopilado entre los siglos II y V antes de Cristo. Está compuesto por cuatro capítulos (concentración, práctica, poderes y liberación) y reúne 195 sūtras, es decir, frases cortas que se deben memorizar. Cada parte del texto tiene como objetivo definir qué es el yoga y cómo se debe practicar para llegar a la liberación.

Regula todas las vías contemporáneas del yoga, es decir, las 4 vías tradicionales (el Karma Yoga, el Bhakti Yoga, el Jnana Yoga y el Rāja Yoga) y las vías del Kriya Yoga (el Tantra Yoga, el Mantra Yoga y el Hatha Yoga). Cada una de estas vías dispone de sus propias prácticas y ejercicios.

A continuación, un poco mas de detalle de que nos dice cada capitulo.

LOS TEXTOS FUNDADORES

1er capítulo: Samādhi pāda

Este primer capítulo puede traducirse como «La unificación». Comienza con el primer sutra: «Y ahora, aquí tienes la enseñanza tradicional del yoga». El segundo sutra se traduce literalmente como «El yoga es la detención de las actividades y del pensamiento». A lo largo de los 51 sutras que lo componen, encontramos la definición y la descripción del yoga con el fin de alcanzar el estado de la serenidad propio de esta disciplina. Este primer capítulo nos expone los obstáculos que hay que superar y los elementos a realizar (las famosas posturas de yoga o âsana), así como los diferentes estadios del samâdhi (éxtasis o logro en sánscrito). Como lo transmitiría un maestro a su alumno.

Imagen tomada de la Web.

2º capítulo: Sādhana pāda

Este segundo capítulo podría traducirse como «Recorrido», identificamos dos formas de yoga: el Kriyā Yoga (el yoga de la acción) y el Ashtanga Yoga (el yoga de las ocho partes). La primera forma se basa en la práctica de los tapas y de la meditación. La segunda descansa en 8 partes:

  • Yama (principios universales) : ahiṃsā (no violencia), satya (veracidad), asteya (honestidad), brahmacarya (autocontrol), aparigraha (no acumulación);
  • Niyama (preceptos individuales): śauca (pureza), santosa (contentamiento), tapas (disciplina), svādhyāya (motivación de uno mismo en el estudio de textos sagrados), īśvara-praṇidhāna (renuncia a los frutos de nuestras acciones, sumisión a los Absoluto);
  • Āsana (permanecer en una postura estable y agradable);
  • Prāṇāyāma (adoptar una respiración consciente, larga y fluida)
  • Pratyāhāra (armonía y abstracción de los sentidos);
  • Dhāraṇā (fijación firme del pensamiento en algún objeto o tema de meditación);
  • Dhyāna (meditación);
  • Samādhi (estado de conciencia de meditación, contemplación o recogimiento).

Este capítulo cuenta con 55 sutras.

Imagen tomada de la Web.

3er capítulo: Vibhūti pāda

Este tercer capítulo de 55 sutras se podría traducir como «Poderes», el autor vuelve más concretamente a los tres últimos miembros del Ashtanga Yoga. En él se describen las técnicas de yoga que permiten alcanzar un estado superior de consciencia. Sin embargo, advierte contra el hecho de partir hacia la búsqueda de lo que puede ser, tal vez, un obstáculo.

4º capítulo: Kaivalya pāda

Para terminar, el último capítulo es el de «La liberación», compuesto de 34 sutras. En otra época, esto significaba un cierto aislamiento del yogui. En la actualidad, es más fácil hablar de la libertad y de la unidad del ser con su propio cuerpo y con el universo que le rodea. Es el objetivo último del yoga.

HISTORIA Y EVOLUCIÓN

Como comenté, hacia el siglo 10 antes de Cristo (en la Alta Antigüedad) existió una cultura que practicaba el brahmanismo, un sistema ritual que implicaba la realización de duros ejercicios. Mucho tiempo después, alrededor del siglo IV antes de Cristo, se redactaron los Yoga sūtra. 

Al seguir las reglas expuestas en dicho texto, comenzaron a surgir las diferentes órdenes de yoguis: los vishnu y los shivaístas. También se unió esta práctica, aunque no del todo, a las formas religiosas de la cultura hindú.

A partir del siglo II después de Cristo la práctica del yoga empezó a esparcirse por otras zonas del mundo. En gran parte, esto sucedió gracias a los árabes, los griegos, los persas y a Marco Polo, el conocido explorador italiano.

Debido a los intercambios culturales y comerciales que se dieron hacia el siglo XVI se descubrieron nuevas prácticas, como el yoga. La descripción de esta disciplina fue traducida y publicada en Occidente, por lo que los distintos textos occidentales lo sitúan entre los siglos XVI y XVIII.

Los considerados “grandes yoguis” aprovecharon la globalización en ciernes que comenzó en el siglo XIX para explicar al resto del mundo cuál era la verdadera naturaleza del yoga. Algunos ejemplos de ello son: Swami Vivekananda (1863-1902), quien organizó varias conferencias al respecto; Bellur Krishnamachar Sundararaja Iyengar (1918-2014), quien fundó el Yoga Iyengar; o Sri Krishna Pattabhi Jois (1915-2009), profesor de Yoga Ashtanga.

Imagen tomada de la Web mostrando otra estatua haciendo posición de yoga.

Pues eso fue parte de la historia de la yoga, ojala les haya gustado conocer un poco mas de su historia siendo una disciplina que practiquen o no, pero el conocimiento nunca esta de mas y saber mas siempre es bueno ya que el conocimiento nunca se termina.

Y como siempre digo, si llegaste hasta acá, te agradezco muchísimo por leerme, suscríbete a mi blog para que conozcas mas historias de todos los temas, visita nuestra tienda con productos originales que buscan contarnos una historia y decora de una manera alternativa y diferente tu lugar de preferencia.

Muchas gracias y hasta la próxima entrada.