saga wamms

Saga WAMMS “Cuentos de un Zombie: Clarence, mi mejor amigo”

Diseño elaborado por WAMMS de la saga Tales of a Zombie.

CAPITULO 2: MI MEJOR AMIGO, CLARENCE, MI PERRO ZOMBIE

Al fin se fue al trabajo, ahora a hacer desastre, a orinarme donde quiera, destruir lo que quiera, simplemente portarme mal para dejarle un recuerdo para cuando llegue. Eso le pasa por no prestarme atención todo el tiempo, cuando yo lo demando.

Porque siempre esta trabajando, en la lela, no me acaricia cuando yo lo busco, solo cuando el quiere, cosa que no debe ser así, debe ser cuando yo quiera y no de otra manera, por eso al mal entendedor a malas hay que hacerlo entender.

Espero me haya dejado algo de comer y de agua, aunque después de todo el caos y los cambios que se han dado en el planeta por culpa de ya sabemos quienes, cada vez se ha vuelto mas difícil de conseguir, así como mas cara, donde ciertos alimentos se han vuelto mas de clase alta y los que tenemos menos comemos casi lo que podemos, pero aun así, mas le vale que tenga que comer y que beber.

El descuido y la estupidez que ha rodeado al disque ser mas inteligente y racional del planeta nos llevo justo donde merecemos estar, siendo que aun ante la evidencia, la ambición de unos pocos, y aun teniendo el deseo de muchos de evitar la catástrofe, no fue suficiente para detener el problema, de cambiar esa mentalidad, de que la motivación principal de tener mas fuera otra donde se buscara el bienestar mutuo, de todos los habitantes de este planeta, no solo el de unos pocos, pero como son los que mas podían pues su idea prevaleció, ojala y las nuevas generaciones, ideas de estas, hubieran llegado antes, pero fue demasiado tarde.

Todos los que sobrevivimos mutamos, es como raro, esta padre porque podemos hacer mas cosas pero no esta tan padre porque perdimos mucho de lo que éramos y de lo que había en este mundo azul, que pues ya no es tan azul.

Pero bueno, dejare de deambular, ya estoy como Alfred, ahora entiendo porque dicen que la mascota se parece a su dueño, por eso Alfred se parece a mi y siempre anda medio perdido con cara de baboso, que eso si no lo saco de mi, yo tengo un porte muy diferente.

Volvamos a mis pensamientos de destrucción y de como demostrarle que yo soy primero y me debe prestar mas atención, iré a la cocina para ver si si me dejo de comer, sino el recuerdo será mayor.

(En la oficina de Alfred)

Achu, achu, cough cough, siento que alguien ha de estar hablando de mi, o al menos eso dicen que pasa cuando uno tiene estos ataques. ¿Me pregunto quien será?

Mmmmmm, ¿le habre dejado comida suficiente a Clarence? oh oh, ¿le deje comida para empezar?

Espero que si, sino se va a poner fea la cosa, con esto de que ahora ciertas mascotas ya hablan o al menos ya las podemos entender, aparte de destrozos, como instinto animal que tiene, me va a reclamar.

(de vuelta en casa con Clarence)

Llegando a la cocina, se acerca a su plato en forma de ojos y ve que hay cuatro croquetas y un pedacito de agua, lo que lo pone primero a pensar, para después ir a la sala, buscar el punto exacto en la alfombra y dejar su ser salir.

Sintiendo algo de alivio, peor no el suficiente, pensó “¿Donde estarán sus calcetines favorito? ¿En su cajón o en el cesto de ropa sucia?”

Mmmmm, voy a ver en los dos lados, así dejo mas regadero.

Camino al cesto de lavado, que le quedaba mas cerca, empezó a pensar, ¿por que uno debe recurrir a estas cosas? ¿por que la gente no entiende por las buenas? Generalmente uno hace las cosas de buena manera, y lamentablemente, la gente se mal acostumbra, se vuelve floja, uno termina haciendo las cosas y solo te dicen “Ay perdón, se me olvido”.

Entiendo que la gente tenga muchas cosas en la cabeza, o al menos en lo que queda de esta, pero hay ciertas cosas que deberían ser como automáticas, pero como la mayoría solo piensa para si mismo y buscando su bienestar es mu difícil hacer que piensen en otros cuando luego ni visualizan bien lo que ellos mismos necesitan, siempre teniendo dudas, buscando meterse en la vida de otros, cuando primero deberían de resolver la suya o conseguirse su propia vida, tantos detalles, tantas cosas que decir, pero bueno…

Ya llegue al cesto, ahora vamos a ver, hay que abrir esto, entrare aquí, que peste emana eso, vas para afuera, no los veo, aventare eso por ahí, morderé por aquí, rasgare por allá, no no los veo aquí, deben de estar en el cajón.

Vamos para allá porque esto no se queda así, ya terminando eso como esa miseria que me dejo por comida, seguramente ni se acordó y me dejo el resto de o que deje ayer.

(En la oficina de Alfred)

Siento que algo esta pasando, ¿me escapare para ver que pasa? no puedo hacerlo, tengo junta con mi jefe, de esas juntas, como muchas, que solo hablan y no resuelven nada y solo le quitan el tiempo a uno.

¿Para que las harán si no se resuelve nada? ¿Qué ganan con eso?, aparte de solo quitarnos el tiempo y que luego nos tengamos que ir tarde para acabar nuestro trabajo, ¿si fuera jefe lo entendería? no lo se, creo que haría las cosas diferentes pero no entiendo porque se hace mucho de lo que se hace.

En fin espero que Clarence no haga destrozos y se muestre razonable entendiendo que no me olvide por hacerle mal sino por un descuido y que tratare que no vuelva a pasar. aunque eso dicen muchos y simplemente recaen y recaen cayendo siempre en el mismo error, pero yo seré diferente.

Por eso esto solo me ha pasado mmmmmm un poco mas de 20 veces yo creo, ¿a eso como se le llamará?

(Regresando a la casa)

Ya llegue al cuarto, su cajon de calcetines es el segundo de abajo para arriba, que bueno que esta facil de alcanzar porque tengo flojera de saltar mucho.

Me paro de a 2 patas, jalare esta perilla, me trepo y guala!!, el premio se ha encontrado. Ahora vamos a aventarlos al piso, moveré un poco sus de mas calcetines de aquí y ahora sí a hacer lo que quería hacer.

Ahora si calcetines, Alfred se lo busco, yo no quería llegar a esto, pero uno debe hacer lo que debe hacer.

Clarence jalonea y muerde los calcetines, un pedazo vuela a la derecha, otros dos a la izquierda y finalmente queda un pedazo en el mismo lugar donde lo estaba mordiendo.

Habiendo cumplido su misión, baja a la cocina para saborear la dulce victoria, come sus 4 croquetas y su pedacito de agua, lo que lo pone a pensar en que hará cuando llegue Alfred mas al rato del trabajo.

¿Tu que crees que pase? ¿mas venganza? ¿dialogo entre ambas partes? Pues eso lo podrás leer en el próximo capitulo de Tales of a Zombie de WAMMS.

Ojala hayas disfrutado de este capitulo.

Y como siempre digo, si llegaste hasta acá, te agradezco mucho por leerme, suscribete a mi blog para que conozcas mas historias de todos los temas, visita nuestra tienda con productos originales que buscan contarnos una historia y decora de una manera alternativa y diferente tu lugar de preferencia.

Muchas gracias y hasta la próxima entrada del blog.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: